Las Provincias

Los alcaldes de la Vall de Càrcer apuestan por una ruta natural que vertebre la zona

Los alcaldes de la Vall de Càrcer. :: lp
Los alcaldes de la Vall de Càrcer. :: lp

Gavarda acogió una reunión de los alcaldes de Sellent, Cotes, Càrcer, Alcàntera, Beneixida, Gavarda, Antella y Sumacàrcer para retomar la idea de crear una ruta natural que vertebre el valle. La idea no es nueva, y está en sintonía con las últimas tendencias políticas y ecológicas: aprovechar el privilegiado espacio natural de que se dispone, poner en valor los espacios agrarios de la periferia de las poblaciones, potenciar su multifuncionalidad, el turismo activo y despertar la conciencia de cuidar la naturaleza.

Con este objetivo ya se redactó un documento hace unos meses, al que se han adherido por decisión plenaria tres de los ocho municipios de la subcomarca de la Ribera: Alcàntera, Antella y Gavarda. La reunión sirvió sobre todo para que los cinco municipios restantes se comprometan también a adherirse. Todos se han ratificado en la voluntad de un proyecto que nunca ha encontrado respuesta a las administraciones provinciales y autonómicas, pero que ahora parece que será posible.

Además del compromiso de adhesión de todos los pueblos, de la reunión ha salido también la resolución de pedir una reunión con el Diputado de Medio Ambiente, José Bort, para tratar la financiación. La idea es que si se llega a un acuerdo con el diputado antes de que se cierren los presupuestos de 2017, sería posible tener el próximo año un estudio técnico del proyecto, y para el 2018, terminar las primeras actuaciones.

El camino natural de la Vall Farta (o vall de Càrcer), es el nombre que los alcaldes han decidido en su reunión que tendrá la ruta. Será de aproximadamente 25 kilómetros, aprovechando vías agropecuarias, caminos de acequia, sendas y algunos tramos de caminos de término.

La tarea que se realizará pasa por un estudio previo para decidir la conformación exacta del camino Natural, limpieza del circuito para que todo él sea apto para peatones y ciclistas y la señalética del camino, con paneles explicativos, carteles y señales, priorizando el paso de los usuarios del camino natural en aquellas vías en las que coincidan con tráfico motorizado.