Las Provincias

Reconstruyen el puente destruido por las lluvias en Otos

  • La infraestructura restaurada beneficia las conexiones a agricultores y vecinos entre los diferentes municipios de la comarca

El presidente de la Diputación de Valencia, Jorge Rodríguez, visitó las obras de reconstrucción del paso sobre el río Micena, en la zona conocida como 'Pont de la Playeta', una actuación en la que la institución provincial ha invertido 95.000 euros y que permitirá recuperar para agricultores y vecinos de la Vall d'Albaida un punto de circulación que quedó inutilizado hace once años, a consecuencia de unas lluvias torrenciales.

Y es que se trata de «una infraestructura con un coste de ejecución no excesivamente elevado que permite vertebrar la comarca y mejorar las conexiones entre terrenos agrícolas de los distintos municipios de la Vall d'Albaida», añadió el presidente de la Diputación. En su visita, estuvo acompañado por los alcaldes de Otos, Mario Mira, La Pobla del Duc, Vicent Gomar, y Montaverner, Joan Chornet, ya que, pese a ubicarse la actuación en el término de Otos, son los agricultores de estas otras dos localidades los principales usuarios de un paso que sirve además de conexión entre la zona occidental y oriental de la comarca.

El alcalde de Otos, Mario Mira, recordó que este punto está situado en el Camí Real de Gandia, que en su día fue la principal vía de comunicación de estas localidades con el interior de España y que ahora tiene como uso principal la circulación de vehículos agrícolas «y los desplazamientos entre Montaverner y La Pobla del Duc, que se realizan más rápido por esta vía que por la carretera», apostilló Mira.

Esta utilización es la que se vio interrumpida en el otoño de 2005, cuando las lluvias destrozaron el paso, haciéndolo durante años intransitable. Sólo en los últimos tiempos, debido a la sequía y a la pequeña reparación de urgencia realizada en 2014 por la Pobla del Duc, se pudo recuperar relativamente la circulación en condiciones de seguridad. Eso sí, únicamente para todoterrenos y tractores, y en los denominados 'viajes de vacío', ya que el paso con carga seguía suponiendo un riesgo, como reconoce el presidente de la Cooperativa Vitivinícola de La Pobla del Duc, Blas García, quien asegura que «más de uno ha acabado dentro del barranco y ha habido que ir a sacarlo con otros tractores o incluso con grúas».