Las Provincias

Archivan la querella contra el alcalde de Xàtiva por no programar toros

  • La decisión judicial «pone de manifiesto la legalidad y transparencia» del proceso de participación en el que los ciudadanos se mostraron contrarios a los festejos taurinos

El juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Xàtiva ha acordado el sobreseimiento de la querella que un colectivo protaurino interpuso contra el alcalde, Roger Cerdà, y dos tenientes de alcalde por no programar festejos taurinos durante la pasada Feria de Agosto.

En un comunicado, el consistorio ha informado de la decisión judicial que desestima las pretensiones de la Asociación de Profesionales Taurinos Luchadores y que "pone de manifiesto la legalidad y transparencia" del proceso de participación en el que los ciudadanos se mostraron contrarios a los festejos taurinos.

La querella, presentada el pasado 21 de junio contra Cerdà y los tenientes de alcalde Miquel Lorente y Cristina Suñer por supuesta prevaricación y delitos contra las tradiciones y por los derechos cívicos, ha sido archivada al no ver indicios de delito en la decisión de no programar festejos taurinos en la Feria de Agosto.

Según la resolución judicial, "no se acredita (...) que la entidad local haya adoptado una resolución/decisión injusta y manifiestamente arbitraria que vulnere derechos cívicos".

El escrito añade que "la decisión municipal de no promover espectáculos taurinos se basa en una previa y publicada consulta popular de los ciudadanos que quisieron participar y que se mostraron favorables a tal supresión".

"Además -agrega- tal consulta popular (...) se ha celebrado dentro de la legalidad, al amparo de la Ley de Régimen Local, con publicidad y durante el espacio de una semana, permitiendo la participación ciudadana en la gestión municipal mediante tal consulta popular, sobre un aspecto de relevancia en la tradición festiva y cultural de la ciudad".

El Ayuntamiento ha considerado que esta resolución judicial supone una "apoyo a la decisión del equipo de gobierno" y ha recordado que ya el junio, el consistorio valoró la consulta ciudadana como un "hechos histórico que marca un cambio de modelo en la forma de gobernar la ciudad".

Aquella convocatoria, la de mayor índice de participación en toda la Comunitat Valenciana con un 25 %, supuso el inicio de una nueva etapa por lo que hace referencia a la participación de los vecinos en la toma de decisiones del gobierno municipal.

Según el consistorio, este tipo de consultas se mantendrán a lo largo de la legislatura y la próxima convocatoria prevista será la relacionada con la configuración de los presupuestos e inversiones municipales.