Las Provincias

El PP de Alzira exige al gobierno local que apoye el mantenimiento de servicios sanitarios

Un quirófano en el Hospital Universitario de la Ribera. :: lp
Un quirófano en el Hospital Universitario de la Ribera. :: lp
  • Los populares presentan una moción en la que alertan de que el Hospital de la Ribera podría perder especialidades tras la reversión

El anuncio del proceso de reversión sanitario que el gobierno de la Generalitat ha anunciado para devolver la concesión a la red pública sigue generando reacciones. Desde el PP alcireño, han presentado una moción para que se debata en el pleno. En la misma, el concejal popular José Andrés Hernández manifiesta el deseo de su partido de que el pleno exija a la Generalitat, «en el caso que llegue la reversión, que no se eliminen los servicios que actualmente se ofrecen en el departamento de salud de la Ribera y que tampoco se prescinda de la calidad de los mismos».

Hernández recordó que si se lleva a cabo dicha reversión, el centro hospitalario ubicado en Alzira «se acogería al decreto 64/2016 de unidades de referencia de la Generalitat Valenciana, lo que supondría perder especialidades y servicios» al convertirse en un centro comarcal.

Desde el PP alcireño se tiene la «certeza absoluta de que dicho anuncio de reversión forma parte de un compromiso político de índole estrictamente ideológica y que para nada va a redundar en beneficio de los pacientes y familiares».

Los populares recordaron que en la propia ciudad de Alzira «contamos con un gran hospital y unos buenos profesionales, además de tener las últimas tecnologías médicas a nuestro alcance. Todo ello ha supuesto a lo largo de todos estos años un alto grado de satisfacción de los ciudadanos de la comarca, como así acreditaban las encuestas periódicas, y que dicho 'modelo Alzira' haya sido copiado y estudiado por países de todos los continentes e implantado en regiones del mundo con altísimo nivel de vida como Alemania, Suecia o Finlandia. El mismo Ajuntament de Alzira le concedió, con el voto unánime de todos los partidos, su máxima distinción, la medalla de oro de la ciudad».

En los últimos 17 años, según continuaron explicando desde el PP, el departamento de salud «ha realizado servicios sanitarios y no sanitarios muy diversos a los ciudadanos de la Ribera Alta, siendo muchos los usuarios que han hecho uso de los mismos, atendiendo a las diversas patologías diagnosticadas en los pacientes». Además, «ha venido dando cobertura sanitaria desde el diagnóstico precoz, prevención, tratamiento y apoyo».

Se mostraron conscientes y quisieron recordar que también «han trabajado conjuntamente con todas las asociaciones de la comarca y prestado colaboración y apoyo económico a un sinfín de iniciativas solidarias».

Los populares también recordaron que, esta misma semana, el actual gerente del Hospital Universitario de la Ribera advirtió que, entre las consecuencias de dicha reversión estaría la pérdida de algunas especialidades y servicios que en la actualidad se realizan en las instalaciones de dicho departamento, «suponiendo entre otros tener que desplazarnos tanto pacientes como familiares a Valencia ciudad. Dichas informaciones crean incertidumbre en los ciudadanos de Alzira y del resto de la Ribera Alta».

Asimismo, en el último debate sobre Política General de la Comunitat, Ximo Puig, presidente de la Generalitat, anunciaba la reversión de la concesión por la cual el Hospital de la Ribera y el departamento de salud, servicios públicos para la ciudadanía pero gestionados por una empresa privada, perderían esta condición.

Por su parte, el alcalde alcireño y máximo responsable del área de Sanidad, Diego Gómez, manifestó ayer, tras conocer la presentación de la moción por parte del PP que «está fuera de lugar» ya que por el momento sólo se ha hecho una declaración general de la intención de revertir el sistema actual del hospital de Alzira.

Para Gómez, el PP no contempla en esta moción tres aspectos básicos en este cambio y que el Ayuntamiento pedirá a la Generalitat para que se garanticen. «El aspecto laboral es muy importante saber cómo se hará y el PP no lo menciona, también el tema de los servicios que se tienen que mantener y no ir a menos y las inversiones en infraestructuras, vamos a exigir que se dé continuidad a éstas», comentó el alcalde de Alzira.

Para Gómez primero hay que saber cómo se hará la reversión y por eso le pedirán explicaciones a la Generalitat cuando sea el momento. «El PP se ha avanzado y se trata de un acto de oportunismo político, salir ahora con la bandera de los servicios», apuntó.

Otras fuentes del gobierno municipal lamentaron la actitud del PP y afirmaron que, con estas declaraciones, se estaba creando «alarma social. Ahora simplemente se ha creado una comisión de estudio para la reversión».