Las Provincias

Cullera apuesta por la formación con su plan de dinamización agrario

El alcalde, en el centro, y los concejales responsables. :: lp
El alcalde, en el centro, y los concejales responsables. :: lp
  • El Ayuntamiento quiere crear un sello distintivo de productos locales y quiere que el sector pueda incrementar su potencia económica

Reactivar el sector agrario como uno de los pilares de la economía local. Es el principal objetivo del I Plan Local de Dinamización Agraria que presentó el Ayuntamiento de Cullera, una hoja de ruta que se basa en tres ejes fundamentales: una gestión administrativa más ágil y eficaz, un impulso a la formación y, finalmente, el fomento de la producción. El concejal del área, Marc Joan, dio los detalles de este proyecto y señaló que, por primera vez, la Administración local se ha preocupado por un colectivo, el de los labradores, «abandonado» durante los últimos años de especulación urbanística y se ha mostrado convencido de que el agrícola es un sector estratégico que puede contribuir decisivamente a la creación de riqueza y ocupación en el municipio.

Una de las medidas destacadas anunciadas por el concejal se enmarca dentro del eje formativo. En ese sentido, Cullera planteará a la Conselleria de Educación la instalación del Módulo de Formación Profesional de Capacitación Agraria. Pero mientras esto se tramita, se han programado toda una serie de acciones formativas para formar a los profesionales que ya ejercen en el campo. Se trata de cursos que abastan una amplia temática, desde los fitosanitarios hasta los nuevos cultivos.

Por otro lado, entre las previsiones del plan dentro del eje administrativo está la de abrir un punto de atención al agricultor y ofrecer por parte del consistorio toda una serie de recursos como por ejemplo favorecer el contacto con los propietarios de parcelas agrícolas, el fomento del contacto con los sindicatos agrarios y la afiliación de los trabajadores del campo.

El eje productivo contempla acciones que pretenden no sólo reactivar la producción sino también crear nuevos canales de venta directa que liberen al agricultor de la dependencia actual de las grandes distribuidoras. Así, se trabaja en la reapertura de Prado como mercado de venta directa. «Queremos involucrar a los hosteleros y a los restauradores de Cullera, otorgándoles un sello distintivo», remarcó Joan.

Además, Cullera plantea realizar un día a la semana, preferentemente sábado, un mercado de fruta y verdura fuera de Prado para fomentar los canales cortos de distribución.

Respecto a la posibilidad de la instalación y creación de nuevas empresas agroalimentarias, Marc Joan ha comentado el interés existente por parte de inversores de abrir un nuevo negocio en Cullera.

El plan también recoge la posibilidad de crear un sello distintivo para los productos de la huerta de Cullera tanto en producción convencional como ecológica. Al respecto, en colaboración con la Conselleria «queremos impulsar la Agricultura Ecológica como producto diferenciador de Cullera». Joan, finalmente, ha avanzado que se tiene la intención de organizar una feria para fomentar los tratos.

El alcalde, Jordi Mayor, ha resaltado el trabajo en materia agraria y ha apuntado que con todas las acciones implementadas hasta ahora, como la creación del banco de tierras o la limpieza de las tierras perdidas y ahora con este plan, «el Ayuntamiento está implicándose en resucitar un sector que había sido condenado a muerte por el anterior modelo económico de la derecha». Como muestra de la apuesta por la agricultura, en el próximo presupuesto municipal «se multiplicará» la asignación de esta concejalía.

El responsable de Medio ambiente, Hugo Font, destacó la necesidad que el sector agrario «se fortalezca», puesto que esto contribuirá no sólo a dar una salida laboral a muchas personas sino también a la recuperación ambiental de Cullera. Ha abogado por prácticas agrícolas sostenibles y respetuosas para lograr una producción con menos contaminantes y a su vez sea rentable.