Las Provincias

La Policía Nacional desarticula un grupo que traficaba con drogas

Parte de la droga requisada. :: lp
Parte de la droga requisada. :: lp
  • Cuatro arrestados ya han ingresado en prisión en una operación que se ha desarrollado en casas e incluso una tienda en Alzira y Algemesí

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado en Alzira y Algemesí un grupo criminal dedicado al tráfico de estupefacientes integrada por cinco hombres y tres mujeres, de entre 18 y 55 años, de origen español. Además también adquirían numerosos efectos y productos de procedencia ilícita, algunos de los cuales se han intervenido ya se han podido entregar a sus legítimos propietarios.

Las investigaciones se iniciaron en el pasado mes de abril al tener conocimiento los agentes de que en un domicilio de Algemesí se estaría vendiendo sustancia estupefaciente.

Los investigadores averiguaron que el grupo estaba formado por ocho personas; cinco hombres y tres mujeres, muchos de ellos familiares entre sí, y que se dedicaría a la distribución de cocaína y marihuana, así como la adquisición de numerosos efectos y productos supuestamente de ilícita procedencia.

El grupo que actuaría en varias poblaciones de la comarca de la Ribera, tenía varios puntos muy activos con sus funciones tenía repartidas y perfectamente estructurado ya que contaba con varios domicilios, propiedad de un mismo clan familiar, en los que se vendía sustancia estupefaciente.

En estos disponían de lo mínimo para evitar la detención en caso de que entrara la policía. Además de los diferentes domicilios, los sospechosos utilizaban un establecimiento comercial donde también se realizaba la venta al menudeo de la droga.

La sustancia era transportada y guardada en garajes por otros miembros del grupo, desde surtían a los domicilios donde se producía la venta. El guardador principal era una persona ajena al clan familiar y así poder evitar que fueran relacionados entre ellos.

Los investigadores, tras averiguar la identidad y funciones de cada uno de ellos, realizaron ocho registros, tres de ellos en domicilios, cuatro en garajes y uno en un establecimiento comercial.

Los agentes también han intervenido un total de 560 gramos de, al parecer, cocaína, 250 gramos de, al parecer, marihuana, tres básculas digitales de precisión, 2.370 euros en efectivo, un arma prohibida, un vehículo a motor, cuatro teléfonos móviles de alta gama y numeroso material y efectos de procedencia ilícita; como bicicletas, material electrónico y digital, menaje, bebidas alcohólicas, refrescos, etcétera, según explicaron fuentes policiales.

Los agentes han detenido a los ocho miembros como presuntos autores de los delitos de pertenencia al grupo criminal y contra la salud pública y a dos de ellos además del delito de receptación. Los efectos y material de dudosa procedencia intervenida en esta operación están siendo analizados para poder ser entregados a sus legítimos propietarios, muchos de los cuales ya han sido entregados.

De todos los detenidos, siete de ellos con diferentes antecedentes policiales, cuatro han pasado a disposición judicial, que decretó sus ingreso en prisión, mientras que los otros cuatro fueron puestos en libertad.