Las Provincias

La oficina del Plan Impuls abre sus puertas el lunes en la Casa Artigues

Los miembros de la corporación, junto con el arquitecto y la restauradora, en lo que fue la Botica. :: lp
Los miembros de la corporación, junto con el arquitecto y la restauradora, en lo que fue la Botica. :: lp
  • El edificio, ubicado en pleno casco antiguo, acaba de ser restaurado y ofrecerá servicios municipales relacionados con la rehabilitación

Los vecinos del centro histórico que quieran rehabilitar sus viviendas, podrán solicitar la subvención correspondiente desde el próximo lunes, día en que se abrirá la oficina del Plan Impuls (Iniciativa de Mejora y Protección Urbana Local Sostenible).

La oficina, como ya adelantara el consistorio, está ubicada en la Casa Artigues, en pleno centro histórico, un edificio que ha sido rehabilitado y que ha sido inaugurado por el alcalde de Xàtiva, Roger Cerdà; Cristina Suñer, concejala de Urbanismo y Jordi Estellés, concejal de Cultura y Patrimonio Histórico Artístico, así como otros miembros del equipo de gobierno, el arquitecto de la obra, Vicent Torregrosa, y la restauradora, Eva Gomis.

El alcalde ha recordado el objetivo del equipo de gobierno de impulsar el centro histórico y subrayaba que «la Casa Artigues, que hemos recuperado después de 10 años fuera de uso, era importante rescatar porque es una parte importante de nuestro patrimonio y nuestro objetivo es dar contenido al patrimonio para que no se degrade y para que lo conozca la ciudadanía y los turistas».

Roger Cerdà ha informado que las obras de acondicionamiento de lo que era la antigua Botica Central, ha contado con una inversión de 30.000 euros, procedentes del Plan de Inversiones Financieramente Sostenibles de la Diputación provincial y ha adelantado que esta es una de las otras muchas actuaciones que se llevarán a cabo en el núcleo histórico con el mismo objetivo, siendo la más inminente la actuación del cierre de la Plaza del Mercat para su peatonalización, que se iniciará el próximo día 26.

También ha anunciado la actuación de la cúpula de Sant Onofre, el acondicionamiento climático de Sant Domenec y del cambio de la luminaria del centro histórico.

Por su parte, la concejala de Urbanismo, Cristina Suñer , manifestaba sus satisfacción de que «el núcleo antiguo tenga por fin dependencias municipales», apuntando que el objetivo es continuar ampliando los servicios en la zona.

También ha explicado que tras la adjudicación de la empresa encargada de su gestión, la empresa Aris, el lunes comienza a funcionar la oficina técnica, encargada de tramitar las subvenciones que presente los vecinos. Estará abierta, en principio, lunes, miércoles y viernes, de 11.00 a 17.00 horas. «Es fundamental que esa información para la rehabilitación se de en el propio centro histórico», ha resaltado, apuntando que también se ubicará en el edificio otros servicios técnicos de la Conselleria de Urbanismo, que hasta ahora no tenía un lugar específico.

Suñer ha explicado que la aportación económica del consistorio setabense en este Plan no va directamente a los vecinos, sino que «una parte va destinada a sufragar los gastos de funcionamiento de la oficina técnica y otra parte va para urbanización de calles, mobiliario urbano, retirada de cableado eléctrico, entre otras actuaciones en la zona.

El concejal de Cultura y Patrimonio, Jordi Estellés ha explicado que en este edificio, que será sede de la concejalía del centro histórico, se aglutinarán todos los expedientes relacionados con el centro histórico que tenga que resolver el Ayuntamiento y la parte superior albergará la oficina del Plan Impuls de Conselleria.

Las trabajos de adecuación han consistido en la remodelación integral de la planta baja del edificio, así como la pintura y restauración de las puertas de la planta superior. Se ha procedido a una restauración integral de las estanterías de madera, que datan del año 1900, originales de cuando se usaba como farmacia. Estos muebles habían sido afectados por una plaga de termita, incidencia que ha sido resuelta.