Las Provincias

La alcaldesa de Algemesí sí irá a la procesión del Carrascalet

La alcaldesa de Algemesí, la socialista Marta Trenzano, ha hecho una propuesta a la Comisión Informativa de Cultura para modificar el acuerdo plenario aprobado en julio de 2015 por PSPV, EU y Més Algemesí, que limitaba la presencia de la Corporación a las procesiones patronales, es decir, Mare de Déu de la Salut y Sant Onofre. El punto se tratará en el pleno del miércoles.

Ahora, la primer edil ha anunciado que también asistirá a la procesión de la Virgen del Pilar que tiene lugar en el barrio del Carrascalet. Desde el equipo de gobierno y Més Algemesí se ha tenido en cuenta el arraigo tradicional e histórico de esta festividad, así como la elevada petición por parte de los vecinos del barrio para contar con la presencia de la corporación municipal en la presidencia de la procesión.

Desde el PP local señalaron que «en su momento advertimos que ese acuerdo, que no contó con el voto del PP, era un sinsentido y que sólo creaba ciudadanos de primera y de segunda. Ante ello, se amparaban en la no confesionalidad del Estado y en el progresismo que siempre llevan por bandera. Además, nos acusaban de buscar la foto y de ser 'golpistas protocolarios'. ¿Quién busca la foto ahora? ¿Qué ha cambiado en sus argumentos de hace un año a los de ahora? Absolutamente nada, sólo que deben comerse sus propias palabras».

Esta nueva propuesta, según el PP, «sigue siendo un sinsentido y discriminatoria para el resto de vecinos. Deja a un lado a los ciudadanos del barrio del Raval (fiestas de San José Obrero), las fiestas de la Virgen del Carmen, calle San Vicente, la festividad de la Beata Josefa Naval, la Semana Santa o el Corpus».

El PP insiste en que le parece «una cacicada querer prohibir a un concejal donde puede o no acudir en representación de sus vecinos cuando se trata de actos y fiestas tradicionales. Esta rectificación, ante las presiones vecinales, evidencia que este gobierno sólo se deja llevar por impulsos y luego se ve obligado a rectificar. No obstante, es un primer paso que esperemos poco a poco vuelva a reconducir la situación y nuestros gobernantes dejen de hacer el ridículo con estos temas».