Las Provincias

210 estudiantes de la UPV diseñarán el plan urbanístico y paisajístico de Almussafes

Los estudiantes universitarios a las puertas del centro cultural. :: lp
Los estudiantes universitarios a las puertas del centro cultural. :: lp
  • El Ayuntamiento y la Politécnica de Valencia firmarán un convenio para la realización de este proyecto, presentado en la Plaza Mayor

El Ayuntamiento de Almussafes ha buscado la colaboración de la Universidad Politécnica de Valencia para solucionar las problemáticas urbanísticas que afectan a distintos sectores de la población, así como para revitalizar todas las áreas verdes del municipio, la mayoría de ellas creadas en la década de los 80.

Es por ello que firmará un convenio de colaboración con la UPV, para que sean los 210 estudiantes del Taller de Urbanismo y Paisaje (UP), junto a los del Máster específico de Paisaje y el de Ingeniería Industrial del Departamento de Urbanismo de la UPV, los que diseñen las mejores propuestas durante el presente curso académico.

El alcalde de Almussafes, Toni González, recibía a un grupo de 140 de esos universitarios y a cuatro de sus profesores en el salón de actos del Centro Cultural de la localidad, para darles cuenta y detallarles los principales objetivos planteados en este proyecto urbanístico y de paisaje. La urbanización de la Plaza Mayor, el corazón del municipio, el diseño de una nueva imagen del Parque Rural, la configuración de un límite urbano que apueste por una transición amable entre la población y su entorno y la incorporación de nuevas tipologías urbanas son los principales objetivos del plan, que también estudiará acciones concretas de las distintas zonas verdes .

«Almussafes es un pueblo potente y financieramente sostenible, por lo que el desarrollo y la ejecución de proyectos desde el punto de vista urbanístico y de paisaje es plenamente viable», explicaba el primer edil durante la visita de los universitarios, a quienes ha pedido colaboración para diseñar esas premisas que «conviertan a Almussafes en una localidad que defienda sus espacios contemporáneos sin perder su identidad histórica».

Uno de los principales retos que asume el equipo de trabajo de la Universidad es el de plantear una acción urbanística para la Plaza Mayor y sus diferentes accesos. Se trata, en palabras de González de «un espacio vital para la sociabilidad de la ciudadanía, sobre el que vamos a actuar ofreciendo un entorno seguro para los peatones y que además ensalce el principal monumento histórico de la población, la torre árabe Razef».

Un total de 210 universitarios serán los encargados de proponer soluciones a este planteamiento durante los próximos meses, aunque se distribuirán por grupos para acometer el estudio concreto de cada sector urbano en las distintas asignaturas que integran el Taller de Urbanismo y Paisaje.

Aunque durante las últimas décadas el Ayuntamiento de Almussafes ha realizado intervenciones que han abordado estos aspectos, «éstas se consideran fragmentadas, y la prioridad del proyecto radica en conseguir una acción unitaria que englobe todo el territorio», ha remarcado el arquitecto municipal, Xavier Adam.

Por su parte, tres de los profesores que han asistido al evento, Carmen Blasco, Matilde Alonso y Adolfo Vigil, han enumerado las distintas acciones que se plantearán en el estudio definitivo, «que estará concluido a finales del mes de mayo y en el que se incorporará la intervención urbanística en el Parque de la Constitución, obras que el consistorio municipal se plantea acometer a mediados del 2017», ha destacado el concejal de Urbanismo, Andrés López. El edil ha incidido en la necesidad de que la planimetría diseñada no entre en conflicto con la accesibilidad del casco urbano y término municipal, cuyo plan se está redactando en este momento por parte de un equipo especializado.

El edil ha apuntado que la colaboración entre los docentes, universitarios, gobierno municipal y técnicos municipales va a ser continua durante todo el proceso de redacción de la propuesta.

Los distintos jardines y parques, tanto del núcleo urbano como del término municipal, ocupan un área de 260.000 metros, casi todos de propiedad municipal, lo que supone una media de 30 m² por habitante, muy por encima de la media nacional. De ahí la necesidad de acometer actuaciones en todos estos espacios públicos, entre los que destaca el Parque Rural, sobre el que también se actuará y se desarrollará una conexión que permita el cómodo desplazamiento hasta el mismo de los vecinos de la localidad.

Las mejoras en el sector noreste del casco urbano supondrán una revitalización de la zona con la que se mejorará su funcionalidad, paisaje e imagen, además de renovarse espacios para que sean polivalentes y permitan una mayor actividad.

Además se estudiará el límite oeste de la localidad y se trabajará en la eliminación de las tensiones entre el campo y la ciudad, para utilizar los espacios de oportunidad vacíos.