Las Provincias

La juez ve indicios de delitos económicos en las obras de la plaza de toros de Xàtiva

Roger Cerdà y Natxo Reig en la sede del PSPV, donde han dado a conocer las novedades del proceso judicial. :: b. g.
Roger Cerdà y Natxo Reig en la sede del PSPV, donde han dado a conocer las novedades del proceso judicial. :: b. g.
  • La titular del juzgado que lleva la instrucción de este proceso decide abrir pieza separada por posibles sobrecostes de 6 a 11 millones de euros

El juzgado número 1 de Xàtiva ha decidido abrir una pieza separada en el proceso de la plaza de toros de la localidad al ver indicios de delitos económicos con los sobrecostes de las obras y esclarecer si se cometieron delitos como malversación de fondos públicos. Así lo ha dado a conocer el secretario general del PSPV-PSOE de Xàtiva, Roger Cerdà, cuyo partido se personaba como acusación popular en 2013 en el proceso penal iniciado contra el arquitecto municipal en el que se analizaba el tipo de delito que pudiera haber en el procedimiento de adjudicación del contrato de construcción y remodelación de dicho edificio.

La magistrada que lleva la instrucción atiende así la petición que realizaron los socialistas de abrir esta pieza, a la par de presentar una prueba pericial en la que se ponía de manifiesto que, más allá de las irregularidades que pudieran darse en el procedimiento de adjudicación, había también anomalías en el desarrollo de la obra, en concreto en el sobrecoste. Cabe recordar que las obras se licitaron en 6 millones de euros y el coste final creció hasta los 11 millones.

«Estamos contentos porque las tesis que hemos defendido desde el Partido Socialista han sido tenidas en cuenta por el Juzgado», ha manifestado el secretario general de los socialistas setabenses, Roger Cerdà, quien explica que dicho informe pericial se evidencia que desde el primer momento se sabía que la obra iba a costar el doble del precio por el que se adjudicó.

Y es que el Ayuntamiento adjudicó el proyecto sin contar con el informe de Patrimonio, que es preceptivo para este tipo de actuaciones. Dicho informe requería conservar las graderías originarias y que la obra no ocultara la construcción original. A raíz de ello se tuvo que modificar el proyecto, existiendo dos informes. Uno que realizó la empresa, que no se trata como un modificado, sino en el que los requerimientos de Patrimonio nada más suponían incrementar el coste en un 10% en anular fases como la de la instalación de la cúpula. El otro informe es del arquitecto municipal sobre otro modificado que va a subir el coste en 4,4 millones más.

Cerdà ha manifestado que «a partir de ahora se abre un nuevo tiempo, el de las responsabilidades y posibles delitos cometidos» y, en este sentido, apuntaba la posibilidad de que tanto el exalcalde, Alfonso Rus, y el exconcejal, Vicente Parra, como máximos responsables, vayan a declarar, así como todos los que dieron el visto bueno al pago de esos once millones de euros.

La decisión de la apertura de la pieza separada coincide con la apertura del juicio oral contra el arquitecto municipal, Antonio Vela, por un presunto delito de malversación, falsedad y prevaricación en la adjudicación de las obras. El arquitecto, que en la actualidad está suspendido de empleo y sueldo para los próximos tres años, supuestamente habría suministrado información privilegiada a la empresa, Llanera Y cmd, que, al final, fue la adjudicataria. De hecho, Vela se habría apoyado en la consultora CM Arquitectura SL, también CMD al ser de los mismos propietarios, para redactar el pliego de condiciones para la construcción de la cubierta de la plaza.

«La Justicia funciona. Es lenta, pero cuando se pone en marcha no hay quien la pare», ha declarado, Natxo Reig, portavoz municipal del grupo socialista, asegurando que «los técnicos asumirán responsabilidades, pero sobre todo los políticos responsables de este desastre».

Reig recuerda que Xàtiva tiene «una obra absurda que ha costado 11 millones de euros, que es dinero público malgastado» y una obra «inacabada y con unas deficiencias que hacen difícil su uso». De hecho, según informes municipales, la plaza necesitaría una inversión adicional de 3,3 millones de euros en nuevas obras para remediar las deficiencias existentes.

Además, Roger Cerdà, también alcalde de Xàtiva, ha asegurado que «llegaremos al final tanto como grupo como Ayuntamiento y si se produce que hay otra obra que, como consecuencia de irregularidades se lleva al Juzgado porque se vea delito, vamos a hacerlo porque es nuestra obligación de actuar ante cualquier sombra de corrupción».

De hecho, ha adelantado que posiblemente el siguiente edificio que llevarán a los juzgados por sobrecostes será la Ciutat de l'Esport.

Son entre 4 ó 5 los edificios que vienen denunciado desde hace varias legislaturas por sobrecostes de unos 24 millones de euros.