Las Provincias

Los sindicatos inician el curso exigiendo la revisión de los recortes en Educación

Primer día de curso en un centro educativo de Ontinyent. :: lp
Primer día de curso en un centro educativo de Ontinyent. :: lp
  • Los centros de las comarcas de la Ribera, la Costera y la Vall abren sus puertas con calor y con más aulas piloto para alumnos de dos años

La Federación Educativa de Comisiones Obreras en la Ribera pide, ante el inicio del nuevo curso escolar, que se concreten la revisión de los recortes y un impulso en el cambio educativo. Consideran que aunque las protestas y el cambio en el Consell están dando «poco a poco resultados». «La construcción de nuevos centros educativos o la eliminación del fibrocemento en las escuelas no tiene que ser novedad sino el inicio de la recuperación para la educación pública».

En este sentido consideran positivo que después de doce años de barracones, los niños de El Perelló estrenen escuela y que en Montserrat y en Villanueva de Castellón se han iniciado las obras de los nuevos centros y que se ha levantado el fibrocemento en los centros Ausiàs March de Alzira y Les Comes en el municipio de L'Alcúdia.

También destacan el aumento de unidades en muchos centros públicos, como el IES Joan Fuster de Sueca, que supone una bajada en la ratio y un aumento en las plantillas de docentes. Asimismo, en la Ribera se ha ampliado el número de centros que imparten educación infantil para alumnos de dos años, como 'Francesc Pons' de Carcaixent, 'Cervantes' de Algemesí, Lluís Vives y 'Tirant Lo Blanc' en Alzira, el 'Santa María' de Aigües Vives y el 'Ribera Baixa' de Fortaleny.

«Un comienzo positivo, pero que estimamos insuficiente», manifiesta el sindicato, que exige una ampliación de plantillas, un aumento de centros que imparten educación infantil a los dos años y una revisión de las ratios. «La Conselleria ha dado algún paso en este sentido bajando sólo la del primer curso de cada etapa, pero lo consideramos absolutamente insuficiente».

A nivel de condiciones laborales, CCOO demanda la reversión de la subida de horas en Secundaria, que, asegura, «ha afectado mucho a los centros y a los alumnos», así como los descuentos salariales pro baja médica y los recortes en personal en primaria, puesto que, según explican, faltan tutores en los grupos de Primaria y especialistas de PT y Audición y lenguaje.

«Reivindicamos un nuevo acuerdo que tenga en cuenta todo lo que el profesorado ha perdido, un 11% del poder adquisitivo en Primaria y un 13% en Secundaria desde 2009 y que, de manera urgente, es necesario acordar el pago de los sexenios par el profesorado interino», indican, apuntando que el 20% de la plantilla docente es interina, «trabajo que creemos es precario, pero que esperamos que podamos llegar a un 8%, cantidad suficiente para cubrir las sustituciones por enfermedad». En este sentido, piden ofertas de ocupación públicas amplias y planificadas en el tiempo para recuperar plantillas y estabilizar los puestos docentes.

En las diferentes comarcas el curso se ha iniciado con normalidad, a pesar de las altas temperaturas. Cabe recordar que, por este motivo, podrían suspenderse las clases, algo que no ha ocurrido en el primer día de colegio dado el pequeño respiro por la bajada en varios grados con respecto a las del inicio de semana, donde protección civil decretaba nivel naranja de emergencia, a superarse incluso los 40 grados en municipios como Xàtiva y Ontinyent.

En Alzira, el alcalde, Diego Gómez, y el concejal de Educación e Infancia, Pepe Grau, junto con otros concejales, inauguraban el curso en el colegio público Lluís Vives, que este año estrena aula para alumnos de 2 años, así como en el de Secundaria, Josep Maria Parra.

El nuevo curso se estrena en Alzira con datos de matriculación similares al anterior, destacando las nuevas instalaciones de la academia Júcar en Tulell y la noticia de la creación del nuevo Cefire. Desde el ayuntamiento resaltan el hecho de que este inicio de curso ha sido menos costoso para todas las familias alcireñas que se han acogido al programa de Xarxa llibre.

A lo largo de estos primeros días de clase, el concejal de Educación tiene previsto visitar todos los centros de la ciudad para conocer de cerca sus necesidades.

Un total de 5.307 alumnos han vuelto a las aulas en Ontinyent, también sin problema. El alcalde de la ciudad, Jorge Rodríguez, ha querido dar la bienvenida a escolares y docentes, visitando el centro 'Vicente Gironés', coincidiendo que este año celebra su 40 cumpleaños y que es uno de los tres centros donde el consistorio ha colaborado con la Conselleria de Educación en la adaptación de aulas piloto para alumnos de dos años. El alcalde destacaba la apuesta del gobierno de Ontinyent «por hacer de nuestra ciudad, una cuidad educadora, a través del aumento de las infraestructuras y estudios universitarios, de iniciativas como la escuela de padres o trabajando por mejorar infraestructuras en los centros escolares, lo que este año nos ha servido para contar con más unidades educativas», señalaba. Por su parte, el concejal de Educación Óscar Borrell, hacía especial mención «a todo el personal docente y no docente de los centros, que también comienzan el curso, que hace una importante tarea en la educación de nuestros hijos que se ha de reconocer y valorar».

La directora del Vicente Gironés, María Jesús Gomar, mostraba el agradecimiento de la comunidad educativa del centro al Ayuntamiento «por su colaboración con las obras que han venido ejecutándose y las gestiones hechas para la realización de otras», apuntando que el curso en el colegio comienza «con mucha ilusión y nuevos proyectos».

Rafa Montes, presidente de Interampa , coincidía en apuntar que «se presenta un curso muy ilusionante, en el que Interampa tendrá un papel destacado en la iniciativa de la concejalía de Educación de impulsar una Escuela de Padres más participativa». En Xàtiva también se ha iniciado el curso, aunque será hoy la visita institucional del alcalde, y la concejala de Educación al Jacinto Castañeda'.