Las Provincias

Algemesí se convierte en el centro de la fiesta con sus danzas y muixerangas

Un instante de la 'Processoneta del Matí'. :: lp
Un instante de la 'Processoneta del Matí'. :: lp
  • La ciudad honra a su patrona con actos y procesiones reconocidas internacionalmente y que congregan a miles de visitantes

Danza, música, tradición y devoción son las claves de las fiestas de la Mare de Déu de la Salut de Algemesí que ayer vivieron su día grande.

Las calles de la ciudad han sido una vez más el escenario para recrear la historia y cultura de un pueblo que vive de forma muy intensa sus fiestas. La muixeranga es el emblema de estas fiestas que gozan del mayor reconocimiento internacional, Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco desde 2011, pero todos su bailes y su puesta en escena, junto con los miles de vecinos y visitantes que disfrutan de las procesiones son esenciales para convertir en única esta fiesta.

Una vez más, la Processoneta del Matí ha sido una de las más multitudinarias y a la que no han querido faltar las autoridades. El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha estado presente y ha destacado que este municipio ha conseguido mantener a lo largo de la historia «su lealtad a las tradiciones, las danzas, a lo que significa la cultura en la Comunitat Valenciana, y su manera de entender la vida y la convivencia».

Puig, junto con el presidente de Les Corts Valencianes, Enric Morera, y la alcaldesa de Algemesí, Marta Trenzano, ha acompañado la procesión que ha transportado a la Mare de Déu de la Salut hasta la basílica de Sant Jaume en la Plaza Mayor, donde posteriormente se han sucedido los tradicionales bailes y las torres humanas de las muixerangas como colofón final a este acto central.

Para el jefe del Consell, las fiestas patronales de Algemesí y sitúan a la ciudad como «la capital de la Comunitat Valenciana por un día, porque aglutinan las raíces y representan el alma de un pueblo».

También ha destacado la importancia de esta fiesta el presidente de Les Corts. «Es un orgullo poder participar en una fiesta tan valenciana y tan universal al mismo tiempo. Una fiesta que conserva la esencia de nuestro pueblo, que ha pasado de generación en generación y que tiene mucho futuro», ha subrayado Enric Morera.

Y es que una de las características de estas fiestas es la gran implicación de los vecinos que han hecho posible que se mantengan durante siglos.