Las Provincias

Vecinos de Enguera exigen mejoras en los puentes de la carretera que va a la cantera

Un camión pasa sobre un puente cuya base está deteriorada. :: lp
Un camión pasa sobre un puente cuya base está deteriorada. :: lp
  • Presentan alegaciones a la ampliación y lamentan que no se hayan tomado medidas suficientes por el polvo y el ruido en los últimos años

Alrededor de 40 vecinos de Enguera han presentado alegaciones ante la Conselleria de Economía Sostenible contra el proyecto de ampliación de la cantera a cargo de la empresa Cales La Plana. Entre otras cuestiones, uno de los puntos que más preocupa a los vecinos es la situación de la carretera CV-584, que conecta el municipio con Benali, y que es propiedad de la Diputación de Valencia.

De este modo, los vecinos advirtieron de la estrechez de la vía y del estado que presentan los puentes que deben soportar el paso de los camiones. En algunos casos, como se puede comprobar en la imagen que acompaña a esta información, unos cantos rodados sostienen la estructura. «En caso de que se produzca un episodio de fuertes lluvias, no sabemos qué puede pasar», comentó un vecino de la zona afectado por el paso de los camiones. «Además, a veces he tenido miedo de poder tener un accidente al cruzarme con un camión», añadió.

Los vecinos recordaron que el desarrollo de la actividad lleva ya implícito un tráfico de camiones muy importante en esta vía, con deterioro, tanto en infraestructuras como los puentes, como en el firme, «ha habido tres reventones de ruedas delanteras de coches en el mismo bache durante el pasado mes de agosto», como de las márgenes. De este modo, el escrito presentado ante la Conselleria pide que se consulte a la Diputación, propietaria de la carretera, sobre la situación de la misma y se tomen medidas para dotar de seguridad vial a todos los usuarios.

En las alegaciones, los vecinos recordaron que ya en el año 2012, la empresa, en el proyecto de explotación presentado, incluía medidas correctoras «que no se han llevado a cabo». Estas medidas incluían actuaciones contra el polvo y el ruido y una organización del trabajo de tal forma que no hubiera actividad en horario nocturno.

En su escrito, los vecinos también denuncian que la actividad minera lleva en funcionamiento desde el año 1994 «sin que muchas de estas alteraciones se hayan llevado a cabo en su totalidad, generando un perjuicio ambiental en la zona más próxima a la actividad». Recordaron que la zona solicitada para la ampliación se incluye en la zona verde de la Muela de Cortes-Macizo del Caroig de alto valor ecológico.

El escrito presentado por los vecinos también pide que, tras finalizar el análisis técnico del expediente de evaluación de impacto ambiental, y antes de formular la declaración de impacto ambiental, se incluya un presupuesto para la ejecución de medidas como el carenado de las instalaciones, aislamiento visual y acústico y el compromiso de que no haya actividad en horario nocturno. Si procede y fuera necesario, los vecinos también apuestan por la creación de una comisión de seguimiento.

De este modo, y además de medidas contra el polvo y el ruido, los afectados por la posible ampliación también solicitan otras medidas contra los efluentes líquidos, contra el barro, que se efectúe un control de vibraciones y del suelo y que se conserven las especies arbóreas existentes en la zona.

Asimismo, el pasado día 29 de agosto, un grupo de vecinos presentó una solicitud en el ayuntamiento de Enguera para mantener una «reunión urgente» con el alcalde del municipio, Óscar Martínez. En ella le recuerdan que llevan más de 20 años soportando molestias y que las medidas tomadas por la empresa han sido insuficientes para evitarlas. Así, consideran imprescindible contar con los planos de la zona y con las medidas adoptadas para la gestión de residuos, las que se deben adoptar para la protección atmosférica, acciones para evaluar y mitigar el ruido ambiental, para la gestión de recuperación ambiental, medidas para evitar el riesgo de inundación en la zona de la Rambla y, finalmente, actuaciones para evitar confluencias de vehículos que den pie a conflicto, en los trayectos de la carretera desde la gravera hacia el pueblo u otras que puedan verse afectadas en un futuro.

Los vecinos le recordaron al edil que él había manifestado su intención de realizar un «esfuerzo para la transparencia, participación y gestión que con rotunda obviedad exige la sociedad en la que nos hallamos inmersos, a través de un eficaz canal de comunicación permanente y abierto», por lo que pidieron que les reciba cuanto antes.