Las Provincias

Cullera recuerda que está prohibido poner sombrillas delante de las hamacas de alquiler

Miembros del servicio de hamacas y sombrillas y autoridades. :: lp
Miembros del servicio de hamacas y sombrillas y autoridades. :: lp
  • Las playas renuevan la imagen de la primera línea con el diseño de un modelo propio de parasoles y tumbonas con la marca corporativa

La prohibición de plantar sombrillas a menos de seis metros de la línea de playa que desde este año se aplica en las playas de Cullera, ya ha provocado algunas quejas por parte de los usuarios. Es por ello que el alcalde de la localidad, Jordi Mayor, ha anunciado la promulgación de un bando recordando que la legislación así lo establece, por lo que no se podrán poner delante de las zonas reservadas para el servicio de alquiler.

El primer edil incide en que si alguien incumple esta orden será objeto de sanción y tendrá que retirar la sombrilla. En caso de que haya sombrillas plantadas sin su propietario en las circunstancias descritas, se procederá a la retirada de las mismas por parte de la Policía Local.

Con este paquete de medidas se pretende mejorar la imagen turística del municipio combatiendo la guerra de sombrillas, que cada verano protagonizan los denominados 'sombrilleros', grupos de veraneantes especialistas en ocupar la primera línea de playa desde el amanecer para así lograr un lugar privilegiado durante todo el día. «Eso perjudicaba a la imagen turística de la ciudad porque ese no es el turismo de calidad al que aspiramos», ha dicho Mayor, quien, además, ha querido dejar claro que la medida se ha tomado de forma consensuada con los empresarios y hosteleros locales.

En total, en toda la playa de Cullera se mantienen las 26 zonas reservadas para las tumbonas y hamacas de alquiler ya existentes, lo que representa el 1 % del total de la superficie de las playas cullerenses.

Mayor ha recordado que «la inmensa mayoría de la primera línea de costa es de uso libre» y que la diferencia respecto a los años anteriores es que «el servicio ahora es más atractivo porque ofrece mejores alicientes para el usuario».

Así, la primera línea de playa tiene este verano una imagen renovada en Cullera. El alcalde, junto con el concejal de Playas, Salva Tortajada, presentaban los nuevos modelos de sombrillas y tumbonas de alquiler con los que se unifica la imagen del litoral cullerense.

Los nuevos parasoles modelo 'Cullera' se han diseñado exclusivamente para el Ayuntamiento con el color naranja identificativo de la marca turística de la ciudad. Están hechos de fibra de vidrio y acero inoxidable. Además, disponen de un sistema antivuelo que evita que salgan por los aires en caso de rachas de viento. Las hamacas también se presentan con el color corporativo de Cullera Turismo.

El precio de alquiler de este servicio es uno de los más competitivos del litoral. Así, por el alquiler de 4 euros durante todo el día por hamaca y sombrilla, en horario de 9 a 19 horas. Por la tarde, precio reducido de 2 euros, de 15 a 19 horas. Quienes deseen un bono pueden adquirirlo por 50 euros el de una quincena, 90 euros el mensual y 170 para los meses de julio y agosto.

El primer edil cullerense ha destacado que «esta es la primera vez que las hamacas y sombrillas de alquiler estarán a primera línea de playa y no a 15 metros de la orilla como ocurría antes». Con ello, «queremos ofrecer un mejor servicio a los turistas que pagan por una tumbona como ocurre en cualquier otro destino turístico». Los clientes del servicio tendrán además descuentos en locales de restauración «con lo que estamos generando sinergias positivas con el sector hostelero, que también se ve beneficiado».