Las Provincias

III Cena Benéfica de la Casa Ronald McDonald

fotogalería

Yolanda Hernández, Cristina Fernández, Justo Aznar, Blanca Moreno, Francisco Guiral, Ana Belén Díaz, Ana Sequí, Paqui Morenoy Antonio Criado. / PABLO MAMMANA

  • La organización celebra una velada en el hotel Westin a la que acuden trescientos invitados entre los que destacan diversas personalidades valencianas

Parece que fue ayer cuando abrieron sus puertas, pero tres años lleva ya la Casa Ronald McDonald de Valencia dando un hogar a familias con hijos en tratamiento médico de larga duración para enfermedades como cáncer, cardiopatías o trasplantes. La asociación ofrece un hogar fuera del hogar a aquellas personas que residen, habitualmente, fuera de la ciudad. Siempre de forma gratuita y cerca de un hospital de referencia como es La Fe. La Casa de Valencia es la tercera de las cuatro que mantiene la Fundación Infantil Ronald McDonald repartidas por toda España desde el año 2002.

Para dar a conocer su labor y recaudar fondos, la Casa Ronald McDonald de Valencia organizó una cena benéfica en el hotel Westin al que acudieron trescientos invitados, doblando la cifra del primer año de celebración.

Al acto asistieron numerosos miembros de la sociedad valenciana como Vicente Solá, presidente del Valencia Basket, que acudió acompañado de su mujer. Rufete, exsecretario técnico del Valencia CF, llegó junto con su familia y tampoco faltó José Manuel Casañ, cantante de Seguridad Social, muy comprometido con la causa.

También se pudo ver por los jardines del Westin al joyero Argimiro Aguilar, a Bibiano Martínez Perales, director Territorial de CaixaBank de la Comunitat Valenciana, José Miguel Lorente, director territorial del Banco Santander, y algunas familias de empresas como Bertolín, Isaval y Power Electronics.

A la cena también se sumó José María Delgado, director del colegio Internacional de Levante del Grupo Sek, que disfrutó de la velada junto a algunos miembros de su equipo educativo. También se pudo ver a Jorge Segovia, presidente de la institución internacional SEK y a Salvador Martínez, del consejo asesor del Valencia CF.

La velada comenzó con un cóctel de bienvenida en los jardines del hotel, de la mano del restaurante japonés Komori y a continuación se sirvió una cena en los salones del hotel para los más de 300 asistentes que quisieron poner su granito de arena.

Durante la velada benéfica, el presidente del consejo de la Casa Ronald de Valencia, Francisco Guiral, quiso resaltar la importancia de este tipo de eventos para poder seguir alojando a familias que tanto lo necesitan y recordó que de las casi 600 que han pasado por la casa, el 85% son de la propia Comunitat.

Más tarde se proyectó un vídeo donde las propias familias de la Casa contaron en primera persona sus experiencias.

Además, los asistentes se sumaron a la iniciativa solidaria participando en la rifa de una decena de productos de todo tipo cedidos de forma altruista por las empresas colaboradoras. Entre los premios: vuelos a destinos nacionales, sesiones de balneario ¡y hasta noches de hotel y joyas!

Entre copa y copa, el evento fue amenizado por el grupo musical EÑE (Iván Ferrero, Diego Prats y Tommy Quiñones) que puso el broche final con un repertorio de lo más variado y como no podía ser de otra manera, Jose Manuel Casañ, líder de Seguridad Social, subió al escenario a interpretar un par de temas con el grupo.

La Casa Ronald McDonald de Valencia no podría salir adelante sin el trabajo de todos sus voluntarios. En la cena estuvieron pendientes de que todo saliera a la perfección miembros del consejo de la Casa como Yolanda Hernández, Paqui Moreno, Antonio Criado y Justo Aznar.

Cristina Fernández, coordinadora de la asociación, me contó todos los detalles de la velada. Junto a ella también estaban Blanca Moreno, presidenta del patronato de la Fundación Infantil Ronald, Ana Belén Díaz, gerente de la Casa Ronald de Valencia y Ana Seguí, directora de Fundación Infantil Ronald McDonald.

La labor de esta asociación no para de expandirse, así como los apoyos que cosecha. ¡Que sea por muchos años!