Las Provincias

Colorín coloradoLa pasarela se convierte en trampolín

    En un pasado no tan lejano nadie hablaba de la pasarela de Madrid en cuanto cerraba sus puertas después de los desfiles de las jóvenes promesas de El Ego. Es como si dejase de existir o se durmiese profundamente como el pueblo escocés de Brigadoon, para renacer seis meses después. Sin embargo, este año Mercedes Benz Fashion Week Madrid continúa en boca de muchos por diversas razones.

    La primera es que la modelo ganadora de ese premio que concede el certamen ha sido una valenciana. Se trata de Marta Ortiz, que ha desfilado para marcas como Chanel o Loewe y diseñadores del prestigio de Vivienne Westwood, Issey Miyake o Elie Saab. Suele salir con mucha frecuencia en las revistas, no sólo de moda, sino también de viajes. Lleva casi una década en el mundo de la moda, concretamente desde que ganase con quince años el Concurso New Faces de Valencia organizado por El Corte Inglés.

    Ortiz viene a sumarse a una larga lista de históricas modelos valencianas que desfilaron dentro y fuera de nuestro país, como Celia Forner, Irene Jiménez de Laiglesia y Esmeralda Martín. Esta última, reconvertida en fotógrafa de mucho éxito, expondrá una selección de su obra en la Fundación Telefónica de la Gran Vía madrileña, donde también impartirá un 'workshop' en noviembre próximo. Esmeralda estará este fin de semana a orillas del Turia. Me cuenta que se emocionó tanto cuando escuchó el Himno Regional en el desfile de su amigo Francis Montesinos en MBFWM que decidió pasar unos días con su familia y amigos en Valencia.

    Esmeralda no es la única con una exposición en ciernes. José Luis Andrés, Jota para sus amigos, que ha estado presente en las diez últimas ediciones de la pasarela madrileña al frente del espacio de Mercedes Benz e incluso desfilando para diseñadores amigos, inaugurará el 20 de octubre en la muy 'trendy' Fresh Gallery una muestra de su obra más reciente. Ya saben: ese espacio regentado por la rubísima Topacio Fresh y su marido, Israel Cotes, quienes entran y salen continuamente del 'reality' de Alaska y Mario.

    Titulado 'Doce cajas frágiles', el último proyecto de Jotateam está dedicado a doce personalidades femeninas históricas a través del 'packaging'. La esencia de estas mujeres tan diferentes, que va desde el perfume hasta huesos de cerámica y cápsulas psicotrópicas, estará encerrada en cajas. Siento una gran curiosidad por ver cómo la reina Cleopatra o la pintora Tamara de Lempicka, por ejemplo, son empaquetadas por Jota.

    Otro valenciano afincado en Madrid que vuelve a ser noticia esta semana es Vicente Gallart. La última vez que hable de él en estas páginas fue con motivo de la publicación de su libro sobre las 'it girls' más icónicas de la historia, algo de lo que sabe mucho, dados sus años en publicaciones como Vogue, dedicadas en cuerpo y alma a la moda. Antes de eso había escrito en colaboración con Naty Abascal un tratado sobre los secretos de 'lifestyle' de la veterana modelo sevillana.

    Gallart vuelve esta semana a ejercer de lo que más le gusta en este mundo: ser DJ. Y lo hace con unas sesiones Funkytown en el espacio Ramses Life de la muy madrileña plaza de la Independencia, redecorado por su creador, Philippe Starck, para la ocasión. Junto a él, en la cabina, estará Álvaro de la Fiebre y piensan tener artistas invitados como Javier de Miguel, Mayte de la Iglesia y Natalia Ferviú.