lasprovincias.es
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 16 / 27 || Mañana 14 / 21 |
más información sobre el tiempo

Fútbol

FÚTBOL | LIGA DE CAMPEONES

El Real Madrid, entre la actitud y el físico

El malestar regresa al vestuario y a la cúpula del club como consecuencia de la apatía de un equipo que ha tirado la Liga
Cristiano y Di María no se perderán la final de la Champions a la que se han aferrado los blancos, y la mayor preocupación se centra en Pepe

12.05.14 - 20:37 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Xabi Alonso, tras la derrota ante el Celta. / MIGUEL VIDAL ( REUTERS)

A menos de dos semanas para la final de la Champions, a la que se aferra peligrosamente el Real Madrid para ganar la 'décima' e impedir que la temporada en la que soñaba con un triplete inédito se cierre con un fiasco, el equipo blanco se mueve entre la falta de actitud y los problemas físicos. La ausencia de esfuerzo que ha llevado a tirar la Liga en las tres últimas jornadas ha sido denunciada no sólo por uno de los pesos pesados de la plantilla, el segundo capitán, Sergio Ramos, sino también por un recién llegado como Isco, que reconoce que «bajar los brazos antes de tiempo es impropio del Real Madrid». El malestar como consecuencia de la apatía y la imagen manchada en este final de curso también ha regresado a la cúpula del club, convencida por Carlo Ancelotti tras la conquista de Múnich pero de nuevo desconcertada por la incapacidad del técnico para mantener la intensidad y la concentración de sus jugadores.

Mientras la obsesión por la 'décima', además de alejar al Madrid de la lucha por la Liga, ha devuelto la vida al Barça, el pobre estado de un equipo «capaz tanto de lo bueno como de lo malo», como admite Sergio Ramos, queda reflejado, salvo en la portería, en todas las líneas, con lesionados o futbolistas mermados: en defensa (Pepe y Arbeloa), centro del campo (Khedira y Di María) y delantera (Cristiano Ronaldo, Bale y Benzema). Demasiados contratiempos en el momento más decisivo, con jugadores básicos que deben estar en plenas condiciones el día 24 en Lisboa, donde faltará seguro el sancionado Xabi Alonso y Ancelotti deberá elegir entre la inexperiencia de Illarramendi, la falta de forma y de ritmo de Khedira o la propuesta más atrevida, representada por Casemiro, en quien apenas ha confiado el entrenador durante toda la temporada.

Con la Liga fuera de foco desde el partido contra el Valencia, el Real Madrid desea concienciarse de que no hay mal que por bien no venga, al reservar fuerzas y no desgastar energías con vistas a la final de la Copa de Europa, pero la ausencia de espíritu duele demasiado, en el vestuario y en los despachos, y vuelven a la casa blanca los tiempos en los que siempre se apela a la conjura. Ya que el Madrid se lo juega ya todo a una carta, es momento de hacer un llamamiento a la reflexión y a las cumbres de vestuario para levantarse, psíquica y físicamente. La recuperación mental pasa por haber aprendido de lecciones tan dolorosas y también por el reciente recuerdo de la exhibición ante el Bayern en el Allianz Arena, precisamente, punto de partida de la confirmación del declive absoluto en el torneo de la regularidad. La física, en cambio, depende de que se vacíe el hospital y desaparezcan prácticamente todos los nombres de la amplia lista de bajas que hubo en Vigo. Cristiano Ronaldo, Pepe, Di María, Carvajal y Varane ni siquiera viajaron, y Bale, sentado en el banquillo, no disputó el domingo un solo minuto.

Cristiano, afectado desde hace dos meses por la tendinitis rotuliana que le provocó una rotura en el bíceps femoral de la pierna izquierda, se retiró ante el Valladolid «por precaución» y no jugó frente al Celta, pero no se perderá la final de la Liga de Campeones, como tampoco Di María (edema en la ingle). La mayor preocupación se centra ahora en la rotura muscular de Pepe, aparte del tobillo de Benzema y el misterioso golpe sufrido por Bale en Valencia que impidió al galés enfrentarse al Valladolid y al Celta, también «para no arriesgar», según Ancelotti.

En opinión del técnico italiano, los reaparecidos Khedira y Arbeloa «lo hicieron bien» en Balaídos, pero tanto el centrocampista alemán como el lateral derecho salmantino demostraron que no están a día de hoy para un partido de tantísima exigencia como el de la lucha por la Liga de Campeones. «Los dos van a jugar también el próximo partido (el sábado ante el Espanyol) para seguir cogiendo minutos», adelantó sin embargo Ancelotti la noche del domingo, por lo que el italiano no descarta contra el Atlético su planteamiento más defensivo, aunque ninguno llegue a la capital portuguesa en plenas condiciones. En contraposición, en la versión más ofensiva, Carvajal ocuparía la banda derecha de la defensa en Da Luz, e Illarramendi, pese a la desconfianza que genera en algunos sectores del madridismo, sería quien ocupase el puesto de Xabi Alonso en la medular.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti

buscador

Buscador de deportes
buscar

Ocio Gratis


lasprovincias.es