Domingo, 15 de abril de 2007
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

Valencia
117 familias de Gandia denuncian problemas de convivencia y piden ayuda a los servicios sociales
Los principales conflictos que son tratados por personal especializado están motivados por anorexias, consumo de drogas y maltrato físico o psicológico
Los principales conflictos que son tratados por personal especializado están motivados por anorexias, consumo de drogas y maltrato físico o psicológico
Las discusiones familiares y los malentendidos entre miembros de un mismo parentesco suelen quedar en agua de borrajas, pero hay un contado número de núcleos familiares en los que los problemas del día a día generan algo más que discusiones y llegan hasta la violencia, el maltrato psicológico o generan conductas alteradas como anorexia o drogadicción

Estos son los inconvenientes a los que se han visto abocados miembros de 117 familias de Gandia, según explicó a LAS PROVINCIAS la concejal de Bienestar Social del Ayuntamiento de Gandia, la socialista Paloma Calderón.

La responsable municipal comentó que este número de unidades familiares se han visto en la obligación de solicitar ayuda a los servicios sociales de Gandia, al comprobar que la situación que vivían en su hogar se volvía insostenible.

Estos núcleos decidieron solicitar asistencia para poder resolver los problemas internos, ya que en el propio hogar, y con las herramientas propias de una familia, no era posible . La primera medida que tomaron fue acudir a su centro social más próximo. En estas instancias fueron atendidos por los empleados sociales. Los principales problemas que han acuciado a estos núcleos familiares, según relató Calderón, han sido durante 2006 las relaciones entre los diferentes miembros, ya sean entre padres e hijos, sólo padres o hijos.

Estos problemas están relacionados con la convivencia diaria, que ha trascendido a niveles que necesitan la atención de profesionales y han llegado, en ocasiones, al maltrato psicológico.

Asimismo, la representante municipal explicó que algunas familias de Gandia se han visto en la obligación de solicitar ayuda por no poder solucionar problemas con sus hijos, inconvenientes como anorexia o bulimia, que también han requerido la intervención de profesionales.

En ocasiones, la solución a problemas psiquiátricos no está en manos de las familias que se ven desestructuradas precisamente por no poder asumir estas enfermedades.

Consumo de sustancias
Por otra parte, también han reclamado asistencia familias con miembros con problemas de adicción a las drogas, en las que padres o hijos consumen estupefacientes y los mismos son en muchos casos causantes de discusiones y reacciones violentas insostenibles.

Estos profesionales estudian todos los casos que les llegan en cada barrio de la ciudad y dependiendo de la gravedad que presenten los tratan o los derivan a Servicio Especial de Atención Familiar y la Infancia (SEAFI).

En cada distrito un educador y un trabajador social se encargan de detectar el problema que afecta a la familia y ver de dónde parte el mismo.

Estos técnicos intentan detectar el mal que soporta cada familia y de qué miembro es del que parte el problema. Así, si pueden solucionarlo intentan hacerlo con sus medios, pero si comprueban que los casos son de extrema gravedad o hay niños pequeños involucrados derivan las incidencias al SEAFI.

De entre todos los casos que trataron los trabajadores sociales durante el pasado año, fueron desviados 117 hasta el organismo de atención familiar de Gandia.

En él, estas familias eran atendidas por los miembros del organismo social. El SEAFI cuenta con dos psicólogos y un educador.

Estos profesionales intentan solucionar los problemas familiares mediante charlas y tratamientos con los psicólogos.

En el SEAFI son conscientes de que el problema puede partir de cualquier miembro familiar y por ello los atienden a todos por separado.

En ocasiones se entrevista a padres y madres en salas distintas y después se hacen otras sesiones conjuntas para encontrar la raíz del problema e intentar sofocarlo.

El equipo de atención del SEAFI intenta implicar a todos los miembros para que las soluciones no recaigan en un solo miembro de la unidad familiar, sino que la solución implique la colaboración de todos los miembros.

lasafor@lasprovincias.es

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad

Canales RSS