Sábado, 2 de diciembre de 2006
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

LA COSTERA
El Plan General de Ontinyent prevé las infraestructuras para 20 años
La Comisión Territorial de Urbanismo aprobó ayer el documento
La Comisión Territorial de Urbanismo aprobó ayer de manera condicionada en el nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de la ciudad. Un documento que prevé las infraestructuras necesarias para los próximos 20 años, potencia el desarrollo del núcleo urbano y afronta los problemas de las casas del extrarradio.
El nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Ontinyent, que ayer fue aprobado por la Comisión Territorial de Urbanismo, prevé, entre otros aspectos, las infraestructuras necesarias para la ciudad durante los próximos 20 años.

Esta información, que el mismo alcalde, Manuel Reguart, calificó de “oficiosa”, vino precedida por la remisión vía fax a primera hora de la mañana de ayer del informe, de carácter favorable, que debía redactar la Conselleria de Cultura necesario para validar este PGOU.

Tanto Reguart como Rafael Portero, edil de Urbanismo, felicitaron “a los técnicos redactores del proyecto” y no dudaron en afirmar que este Plan General “es modélico en cuanto a la transparencia y a la amplia participación de todos los sectores sociales” y insistieron en que “cualquier retraso en su aprobación no es imputable al Ayuntamiento”.

Para Reguart, “se abre una nueva etapa con un crecimiento racional, ordenado y sostenible garantizado” y argumentó que “aunque la previsión de este plan se haya hecho para los próximos diez años pensamos que puede valer 20 a 25”.

Portero comentó que “siempre hemos trabajado conscientes de que los retrasos que se produjeran no podían ser por nuestra culpa; de hecho teníamos a punto documentos que sabíamos que nos podían pedir aún cuando no eran de nuestra competencia”.

El concejal nacionalista dijo que “los sectores empresariales a los que los temas de urbanismo les tocan de cerca ya pueden dormir tranquilos”.

La única salvedad que cabe mencionar, como explicó Portero, es que “hasta que no aparezca publicado no entrará en vigor. Este es ya el único tiempo de espera que resta. Sabemos que el plan se habrá aprobado con algunas consideraciones de orden menor que se subsanarán inmediatamente y que, cuando vuelva a ser remitido con las rectificaciones, ya no tendrá que volver a pasar por comisión alguna sino que sólo depende de la decisión de la directora general de Urbanismo”.

Portero se congratuló de que “con este nuevo plan queda ya gestionado el urbanismo de Ontinyent, algo que beneficiara no solo a los promotores y a los constructores, sino también a los usuarios que tendrán más oferta en un mercado abierto”.

Teresa Mollà destacó que “el tiempo pone el trabajo bien hecho en su lugar”. Con esta aprobación del PGOU nace “un proyecto que muchos pensaban que no iba a ver la luz”.

El consenso
La máxima responsable del área de Bienestar Social incidió en el “gran número de reuniones mantenidas con todos los sectores para conseguir un gran consenso social” y recordó que “además, en el pleno municipal de ayer se aprobó la ordenanza de accesibilidad por lo que en el futuro tendremos un Ontinyent mucho más ordenado y más accesible”.

Reguart, que se dejo “las valoraciones políticas para más adelante, porque este es un momento de enhorabuena”, afirmó que la solución a los condicionantes que se planteen son “cuestión de 24 horas”.

Por su parte, el concejal nacionalista recordó que para que este plan salga adelante cuatro han sido los alcaldes que han pasado por el Consistorio e insistió en que “todos los que han estado han velado para que salga adelante, y que no hay que quitar el mérito al resto de los que han pasado por aquí”.

Siete años de espera
En el pleno municipal del 27 de mayo de 1999 se adjudicaba a la empresa Veges Tu la redacción del proyecto del Plan General de Ordenación Urbana de Ontinyent. Ahora, un 1 de diciembre de 2006 recibe la aprobación definitiva por parte de la Comisión Territorial de Urbanismo.

Durante este periodo se han celebrado innumerables reuniones con diversos colectivos de la sociedad civil ontinyentina; en febrero del 2002 se aprobó la exposición pública que luego se ampliaría; en diciembre de 2003 se aprobó provisionalmente el PGOU y desde esta fecha hasta ahora todo ha sido un ir y venir de informes que faltan, que corresponden a otras administraciones y peticiones de que se apruebe cuanto antes,.

Entre ellas la que llevo al gremio de promotores y constructores a Valencia para entrevistarse con el conseller Esteban González Pons para pedirle agilidad a la hora de la aprobación de este importante documento urbanístico.

Finalmente, y tras la aprobación hace menos de una semana del Plan de Reforma Interior del barrio de Poble Nou, Ontinyent ya tiene su nuevo PGOU. Un documento esperado por todos los sectores de la capital de la Vall d’Albaida y que va a ser vital de cara al desarrollo futuro de esta ciudad.

xativa@lasprovincias.es

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad

Canales RSS