Sábado, 11 de noviembre de 2006
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

Valencia
Luces y ángeles para los templos del consumo
Los centros comerciales de la ciudad ponen a punto los adornos y motivos navideños un mes antes de la fiesta
Los centros comerciales de la ciudad ponen a punto los adornos y motivos navideños un mes antes de la fiesta
Angelitos trompeteros, grandes bolas verdes colgantes, cadenas de luces y renos brillantes. No, el cielo todavía está por llegar, antes háganse a la idea de que la Navidad está al caer. Al menos eso es lo que intentarán recordarles en breve los centros comerciales de la ciudad que, al contrario que el pequeño comercio, ya están engalanando sus templos del consumo.

Pese a que la gran mayoría de grandes superficies inaugurarán la decoración navideña a finales de este mes, la escena ya evidencia cambios. “Llevamos desde el lunes instalando las luces en el interior del recinto. Luego saldremos fuera y seguiremos decorando”, comenta un técnico mientras carga un rollo de luces navideñas por los pasillos de Nuevo Centro.

Ésta, al igual que otras tantas superficies, ya ha comenzado a desplegar su poderío en forma de grandes y ostentosos adornos. Sin embargo, por prematuro que parezca el estreno del nuevo estilismo, los preparativos se realizan con mucho tiempo de antelación. Así lo explica el jefe de relaciones públicas y animación comercial de Nuevo Centro, David Mascuñán: “Sobre el mes de mayo ya me reúno con los distribuidores para así, en verano, tener cerrado los pedidos de las guirnaldas, las luces y demás adornos”.

Cuestión de números
Y es que para las grandes superficies la nueva apariencia de sus centros es vital para poner en situación al consumidor. Actúa en forma de sutil aviso, como diciendo: “Vaya sacando brillo al plástico si estas fiestas no quiere ser el que haga el peor regalo de la casa. Que no sea porque no tuvo tiempo”.

A un mes vista de que se vuelvan a plantear las mismas dudas entre si comprar una colonia o un pack de DVD, los comercios ultiman sus estrategias. “Está claro que la decoración motiva a consumir. La gente ya empieza a pensar en cómo preparase para las fiestas”, comenta Mascuñán. Comidas familiares, regalos, la propia decoración de casa...

Sin embargo, pese a que el abecé de la decoración navideña es una larga lista de guirnaldas, campanas, paquetes, luces, ángeles, renos y cada vez más papás nöel frente a reyes magos, todavía los hay que intentan renovarse.

Según Mascuñán, “aunque la Navidad es muy tradicional buscamos innovar algo. Una estrellita por ahí, algún árbol... pero siempre guardando la homogeneidad, ya que al tener que decorar espacios tan grandes no conviene recargar demasiado”.

La misma opinión comparte el director de relaciones externas de El Corte Inglés de Valencia, Borja Monzó: “Todo el centro comercial se convierte, en realidad, en una gran tienda de la Navidad”. Así, explica que ya desde hace varias semanas incluso el supermercado está surtido de turrones, polvorones y panetones. Al igual que los almacenes de decoración o juguetes que viven ahora su particular contrarreloj.

Pequeño comercio
A unas revoluciones menos se mueven, por el contrario, los pequeños comercios, como Tagán, tienda que regenta Pepa Olivas.

Ella tiene una excelsa bodega al lado de La Fe y lo tiene muy claro: “Nosotros no empezaremos a decorar hasta finales de noviembre, como todos los años”. Para ello, prosigue, “pongo varias cortinas de luces, un árbol precioso y unas campanitas. Nada recargado, pero muy original”.

Pese al diferente ritmo de unos y otros, los últimos días de noviembre deslumbrará por igual a los consumidores. Sin olvidar el hilo musical, que dará paso al tamborilero, al chiquirritín y a los peces del río.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad