Martes, 17 de octubre de 2006
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

Valencia
Otros dos accidentes con camiones colapsan los accesos a Valencia y obligan a cortar la A-3
Miles de conductores sufrieron retenciones en la carretera de Barcelona que se alargaron durante cinco horas y afectaron a las principales avenidas de la capital
El vuelco de un camión en la V-21 causó ayer por la mañana largas retenciones en los accesos y en las principales calles de Valencia. Durante cinco horas, los conductores se vieron atrapados en el atasco, mientras que en la A-3 el incendio de otro camión obligó a cortar durante una hora la autovía en el término municipal de Utiel.
De nuevo los conductores quedaron atrapados en los accesos a Valencia. Dos semanas después de que la A-7, la circunvalación de la ciudad, se viera colapsada por accidentes sin importancia, donde ni siquiera se registraron víctimas, dos nuevos siniestros en los que se vieron implicados camiones volvieron a causar problemas en las carreteras.

Las retenciones más importantes se vivieron en la V-21, la carretera de Barcelona. El vuelco de un camión a las siete y media de la mañana que no causó heridos dejó habilitado un solo carril en sentido a Puçol y causó retenciones de doce kilómetros de entrada a la capital y de seis kilómetros más en sentido contrario.

La situación no se normalizó hasta pasadas las doce del mediodía. Los problemas en la V-21 afectaron además a las principales avenidas de Valencia. Blasco Ibáñez, Marqués de Montañana, Primado Reig, Aragón o Cardenal Benlloch registraron retenciones importantes desde primeras horas de la mañana.

La ciudad se convirtió en un caos y a pesar de que fueron estas las principales avenidas afectadas por los atascos, la gran congestión de tráfico afectó a otras calles, que registraron mayor densidad de tráfico.

El concejal de Circulación en el Ayuntamiento de Valencia, Alfonso Novo, declaró ayer que los accesos a la ciudad son “muy sensibles” y por ello reclamó una mayor implicación del Estado. “En la salida de Valencia por la V-21 se está llevando a cabo una importante actuación del Ministerio de Fomento que lleva dos años de retraso, los accesos por la avenida de Cataluña”, denunció el edil.

Novo se quejó además de que el Gobierno central lleva a cabo las inversiones necesarias en los accesos a otras ciudades que “brillan por su ausencia en Valencia”.

Pista de Silla
Estos atascos se sumaron a los habituales de un lunes por la mañana, agravados quizás tras el puente del Pilar. La pista de Silla registró una retención de diez kilómetros y los conductores que circulaban por la autovía A-3 en sentido a Valencia también se vieron atrapados en una atasco de cuatro kilómetros.

Novo recordó que las actuaciones en las entradas y salidas de Valencia son en la mayoría de los casos competencia del Gobierno central y, por ello, demandó “una mayor contribución del Ministerio en los proyectos en los que trabaja el Ayuntamiento y la Generalitat”.

El edil señaló en este sentido que todavía no se sabe nada de la ampliación del puente de Xirivella, el acceso a la ciudad desde la autovía A-3. “Presentaron un proyecto fantasma sobre el impacto ambiental de los nuevos enlaces pero no han hecho nada más”, criticó Novo.

El concejal señaló incluso que ante “la desidia del Gobierno de Zapatero para ampliar el puente de Xirivella”, la Generalitat está avanzando en un proyecto que incluye la conexión con la A-3 a través de un puente que atraviese el nuevo cauce del río Turia y que servirá para descongestionar los accesos por la avenida del Cid.

Desvíos
A las complicaciones en los accesos a la ciudad se sumó unas horas más tarde un nuevo accidente en la autovía A-3. El vuelco de un camión que transportaba patatas causó que el vehículo se incendiara, lo que obligó a la Guardia Civil a cortar la autovía en los dos sentidos durante una hora.

Los conductores que circulaban por la vía fueron desviados por la antigua carretera N-III, a la altura del término municipal de Utiel. La A-3 quedó restablecida a la circulación tras retirar el vehículo y la carga que transportaba, que quedó esparcida en la vía. El conductor del camión, a pesar del aparatoso accidente, resultó ileso del incendio que calcinó el vehículo.

Siete heridos
El accidente más grave se produjo sin embargo en la provincia de Castellón. Siete personas resultaron heridas, una de ellas de gravedad con un politraumatismo, en un siniestro en el que se vieron implicadas dos furgonetas y un turismo en la N-340 en Benicàssim, según informaron fuentes del Centro de Información y Coordinación de Urgencias.

Los heridos, con edades comprendidas entre los 25 y los 50 años, fueron trasladados al Hospital General de Castellón.

mjcarchano@lasprovincias.es

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad