Lunes, 18 de septiembre de 2006
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

i materiales i
El olivo, una madera por descubrir
Los muebles elaborados con este material destacan por su calidad y por ofrecer un acabado impecable al estilo rústico
Los muebles elaborados con este material destacan por su calidad y por ofrecer un acabado impecable al estilo rústico
Mueble de gran formato elaborado con madera de olivo.
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar
Más noticias
Cibeles se traslada al Retiro y pasea modelos ‘saludables’ en su 44 edición
Winslet decepciona en Toronto
Punt 2 inaugura hoy la nueva temporada con varios estrenos
Domecq, premiado con su peso en vino por Vera de Estenas
Encuentran un cadáver en la grabación de ‘CSI Miami’
Radiografía del inicio del curso televisivo
AudienciasTV
Premio para Antonia Cebolla.
Innovación, variedad y calidad marcan la línea de Habitat Valencia Forward 2006
Valencia Crea, una catapulta para nuevos creadores
“Es una propuesta que trata de aplicar nuevas tecnologías”
“Tenemos un escaparate que nos hace todavía más competitivos”
La crisis de la industria del mueble sigue acechando al mercado español
Menaje de hogar de Francis MontesinosMariscal presenta su colección Algas
Objetos creativos, innovadores y funcionales, galardonados en cDim 2006
NEO3: el futuro de la vivienda en 160 metros cuadrados
La competición del diseño y las ideas
Últimas tendencias en armarios y puertas
El diseño ambiental, sinónimo de identidad
El Consell pide en Bruselas planes para innovar en el comercio
Conductores piden cambiar accesos de entrada y salida
En los nuevos brazos de Morfeo
El olivo, una madera por descubrir
Sorpresas en las comparecencias
Lo más chic, en Feria Valencia
Anieme invierte 230.000 euros para la promoción del Mueble de España
Iluminados por la creatividad
“La madera en un hogar es sinónimo de salud”
Una puerta alternativa
Los stands, a examen
Escenarios del Habitat a pie de calle
El universo del descanso en Feria Valencia

Publicidad
En los últimos años, el gusto por los muebles con un diseño rústico se ha impuesto en nuestro país como un nuevo estilo. El pino americano es, sin duda, uno de los materiales estrella en un mercado que busca, ante todo, que la primera impresión sea la que cuente. El bajo precio de esta madera, que era prácticamente desconocida para el gran público en nuestro país hasta hace unos años, es clave para dar respuesta al enorme éxito que tienen los muebles rústicos elaborados con ella. Sin embargo, otro tipo de materiales mucho más nobles se están abriendo un hueco importante en los grandes mercados. El olivo es uno de ellos.

Tradicionalmente, el olivo ha sido utilizado durante siglos en las comarcas del interior de Andalucía para la elaboración de muebles. Cada zona basa su cultura en un elemento. Así pues, si tuviésemos que elegir alguno para la gran mayoría de los pueblos andaluces, ese sería el olivo. De él históricamente los lugareños han podido extraer la base de su dieta, el aceite de oliva, y elementos clave de su economía, entre ellos la propia madera. Siguiendo esta tradición, la comarca cordobesa de la Campiña es una de las zonas más prolíficas en un mercado que está dejando de ser artesanal para dar respuesta a las exigencias de una industria que se interesa cada vez más por sus creaciones. Actualmente, poblaciones de la zona, como Lucena o Castro del Río, basan buena parte de su actividad industrial en la explotación de este tipo de madera. El resultado suele ser un producto muy diferente al que el mercado está acostumbrado a dar salida, pero que destaca por su enorme calidad.

Ese es uno de los problemas de esta industria, su desconocimiento. Todavía se desconocen lejos del sur de la península las características de los muebles elaborados con madera de olivo, tal y como reconoce un empresario de una de estas poblaciones cordobesas, que entiende que la gente se muestre reticente con el precio de algunos de estos muebles. Y es que sí, la madera de olivo puede resultar cara, siempre y cuando se compre elaborada de manera artesanal. La industria del mueble de la zona utiliza desde hace muchos años de forma industrial la madera de olivo, pero los mejores resultados se obtienen, sin duda, de forma semiartesanal. De ahí que otros tipos de madera se hayan impuesto en el gran mercado por encima de la madera proveniente de los olivares.

Sin embargo, a parte del elemento artesanal, otro de los principales argumentos para el comprador es la calidad. En algunos pueblos de esta zona, el imaginario popular ha entendido desde hace infinidad de años que la madera de olivo es “para toda la vida”, muebles que no pasarán de moda nunca y que se mantendrán en la familia durante generaciones. De hecho, algunas de la empresas que siguen la tradición de sus ancestros siguen garantizando algunos muebles “de por vida”.

Productos y tradición
El producto estrella de este estilo de muebles es, sin lugar a dudas, la sillería. Las tradicionales sillas de anea y respaldo de varias láminas labradas son la seña de identidad de este tipo de industria. Junto a ellas, sillones y medecedoras, elaborados a imagen y semejanza de sus hermanas pequeñas. Además de ellos, mesas de cualquier tamaño y estilo forman parte de la mayoría de catálogos de cualquier empresa del sector.

Además, en los últimos años el sector se ha apuntado a la moda del mueble rústico. Esta nueva tendencia es la que ha provocado que la madera de olivo haya ido traspasando fronteras. Bajo este nuevo segmento se ha comenzado a dar salida a un nuevo tipo de mueble. Alacenas, aparadores, vitrinas o muebles de gran formato, que antes estaban pensados para casas unifamiliares con grandes espacios (o incluso para tradicionales cortijos), ahora se adaptan a las nuevas necesidades del mercado y se transforman ligeramente. Eso sí, sin perder las señas de identidad: la peculiar forma de la madera, el diseño tradicional o la extraordinaria relación de la que disfruta con el hierro forjado. Muebles auxiliares, mesas de centro o muebles de dormitorio son algunos de los productos que están encontrando salida en los últimos años con enorme aceptación, según muestran fuentes del sector.

Madera con historia
Tradicionalmente la escasez de madera de olivo era un problema para la expansión de este tipo de segmento. Sin embargo, con el crecimiento del número de hectáreas de olivar en las últimas décadas se ha zanjado este problema.

La madera de olivo que tiene como destino la carpintería tiene un interesante bagaje a sus espaldas. En la mayoría de los casos, la madera que se da para este uso proviene de olivos que han sido retirados del campo debido a que su producción baja considerablemente. Con la retirada del campo termina una primera etapa que puede durar alrededor de los cien años. Tras ello, la madera solía ser enterrada para evitar las plagas típicas de este árbol, terminando su secado, más tarde bajo techo. Con esto se logran unas grietas que, a pesar de producir una fragilidad que dificulta su trabajo, son una de las señas de identidad de una madera que cada día es más reconocida en nuestro país.



 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad