Ximo Puig anuncia que no se volverá a presentar para secretario general del PSPV

LP

El presidente de la Generalitat afirma que el partido sale «más fuerte» y «valencianista» del XIII Congreso para ganar las elecciones de 2019

EFEElche

El secretario general del PSPV y presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha recalcado que el partido es "tan valencianista como internacionalista", aunque ha matizado que su visión no es "excluyente", sino la de un partido "abierto" y europeista que cree en una España "nación de naciones". Puig ha anunciado ante los delegados del XIII Congreso Nacional que no se volverá a presentar a un cargo orgánico y ha afirmado que un PSPV "más fuerte" ha empezado este domingo a ganar las elecciones de 2019.

En el discurso de clausura del conclave que se ha celebrado en Elche (Alicante) durante todo el fin de semana, Puig ha afirmado que la Comunitat Valenciana "necesita" una política que "defienda sus problemas", aunque ha negado que se trate de una política de "bandera o de campanario".

"No es así, defender el interés de este País es defender proyectos de vida", ha manifestado, y ha criticado que el Estado haya invertido menos de la mitad de lo que debería en la Comunitat y ha señalado a esa infrafinanciación como responsable de la deuda de 44.000 millones de euros que arrastra la autonomía. Así, ha exigido un nuevo modelo de financiación porque el actual "no es de recibo".

Al respecto, ha aplaudido las decisiones "valientes" del PSOE para definir España como plurinacional y ha reafirmado que el problema territorial no es solo Catalunya, aunque "explota allí.

"De la España castiza, a la España abierta", ha continuado Puig que ha opinado que algunas de las decisiones que se plantean no son buenas ni para la Comunidad de Madrid. En ese sentido, ha rechazado el 'dumping fiscal' y ha apuntado que con el Corredor Mediterráneo en funcionamiento, la Comunitat tendría menos de los 390.000 parados con que cuenta en estos momentos.

PSPV fuerte

En materia de financiación, Ximo Puig ha anunciado que en la primera reunión del Comité Ejecutivo Nacional del PSPV solicitará la adhesión a la manifestación promovida por sindicatos y empresarios para el próximo mes de octubre con el objetivo de reclamar una mejor financiación.

A su juicio, el PSPV sale del XIII Congreso Nacional "más fuerte, más preparado y más decidido para cambiar la vida de los valencianos" y ha sostenido que el cambio fraguado desde el Pacte del Botànic debe ir más allá de estos cuatro años y lograr "una hegemonía social y política" que haga "efectivo y real el renacimiento" de la Comunitat.

Parafraseando a Carme Chacón, Puig ha propuesto "empezar de nuevo pero no de cero" y ha recordado que el socialismo hunde sus raíces "profundas" que, pese a épocas "oscuras", permiten el crecimiento de "nuevas flores".

"Estamos levantando las hipotecas de este pequeño País del Mediterráneo, con honradez y diálogo. Con esta pluma --ha dicho mientras la mostraba a los delegados--, firmé el acuerdo de El Botànic; hoy lo volvería a firmar con más fuerza. Porque gracias a ese acuerdo ha mejorado la vida de las personas y este partido nació para mejorar la vida de las personas", ha razonado.

Se dejará «corazón y alma» en no defraudar

No obstante, ha anunciado que no volverá a presentarse a ningún cargo orgánico del PSPV, aunque ha dicho que se dejará "corazón y alma" en no defraudar.

Así, sobre la nueva ejecutiva, ha indicado que surge con el objetivo "más ambicioso" de crear una "mayoría sólida" para en la próxima década, en la que el PSPV debe ser el partido "del futuro", de "la mayoría en la que se identifiquen los valencianos". Un partido que debe lograr que las nuevas generaciones vivan "mejor que las anteriores", un objetivo para el que ha pedido no resignarse.

Para ello, ha dicho que la ejecutiva que surge del XIII Congreso tiene representación de "todas las comarcas" y es paritaria porque "no hay un espacio para la discriminación". Ha reconocido que es "un poco grande, porque grandes son los retos de este País". "Tenemos que coser esta Comunitat, y por ello debe estar bien representado, hablar valenciano o castellano; y valencianista, porque no tiene que ser exclusivo, no vale la pena perder el tiempo en batallas de discusión estéril", ha enfatizado.

Ha reclamado a quienes "quieren dividir" que den explicaciones, porque el PSPV es de Miguel Hernández y de Vicent Andrés Estellés y de "aquellos que entienden que es una suerte tener dos lenguas en nuestro País; no un problema".

Finalmente, ha argumentado que el nuevo proyecto se sostiene sobre tres pilares: la Justicia Social, porque "sin dignidad no hay democracia real"; el crecimiento y el empleo, para afrontar el cambio de modelo económico desde la especulación a la economía del conocimiento; y, por último, el valencianismo y el federalismo.

Ximo Puig ha anunciado que el 10 de octubre se volverá a reclamar el Corredor Mediterráneo en Europa y que el 15 de septiembre, los socialistas europeos se reunirán en València para abordar la "lucha contra la precariedad" y "para fomentar las conexiones estratégicas".

Más noticias sobre el congreso del PSPV

Fotos

Vídeos