El tripartito convoca a la prensa para desacreditar al exsíndic en relación a Ciegsa

El exsíndic Rafael Vicente Queralt, en Les Corts, junto a la presidenta de la comisión de Ciegsa, Marian Campello. / lp
El exsíndic Rafael Vicente Queralt, en Les Corts, junto a la presidenta de la comisión de Ciegsa, Marian Campello. / lp

El PP considera que el PSPV, Compromís y Podemos intentan coaccionar a los que comparecen en Les Corts cuando rebaten sus tesis

B. F.

valencia. El exsíndic de Comptes Rafael Vicente Queralt ofreció el pasado lunes su opinión en Les Corts sobre la gestión de Ciegsa y su experiencia al frente de la sindicatura auditando la empresa pública. Tras comparecer en la comisión de investigación, facilitó además un informe a los grupos parlamentarios que resume las observaciones y salvedades registradas entre 2000 y 2014 por el organismo que dirigió. Al PSPV, Compromís y Podemos no les gustó en absoluto el informe ni la comparecencia de Vicente Queralt, quien rebajó sustancialmente las teorías que mantiene la terna de partidos para organizar la investigación parlamentaria, de modo que los tres cargaron con dureza contra él en busca de restarle crédito.

La portavoz socialista en esa comisión (Ana Barceló), el nacionalista Josep Nadal y la podemista Sandra Mínguez convocaron ayer de urgencia a la prensa para replicar al exsíndic.

El tripartito desacreditó al auditor, ya jubilado, por considerar que maquilla los datos de la sindicatura, que su actuación es «extemporánea», que carece de valor «oficial» y, por si faltaba algo, adolece de profesionalidad.

El PP reaccionó ante la arremetida de los partidos firmantes del Pacto del Botánico contra Vicente Queralt. Los populares consideraron que el tripartito busca amedrentar a futuros comparecientes, para que se piensen dos veces intervenir en la comisión ofreciendo una versión contraria a la que sostienen socialistas, nacionalistas y podemistas.

Barceló, Nadal y Mínguez reprocharon al exsíndic que en su comparecencia entregara su propio informe. «No le damos validez», señaló la socialista, quien añadió que se trata de un documento que elabora el propio Vicente Queralt «a título personal», cuando ya no es síndic, y que, a su juicio, es «un barniz dado a los informes de la Sindicatura» pues clasifica las incidencias detectadas en Ciegsa sin ninguna justificación. La representante del PSPV recordó que el documento no es oficial y es «extemporáneo». El exsíndic «traspasó ciertos límites que no debería haber traspasado», según Barceló, para quien el auditor fue «poco profesional» al realizar su propio balance, aunque los informes elaborados durante esos años por Rafael Vicente Queralt sí los da por buenos la socialista al matizar que los hicieron funcionarios, a los que respeta «total y absolutamente».

Nadal lamentó que Vicente Queralt indicase que «las incidencias que la Sindicatura había encontrado antes eran menores y sin importancia». El diputado de Compromís aseguró que el exsíndic «clasifica incidencias como que no tienen importancia sin decir con qué criterios se están clasificando», por lo que, en su opinión, demuestra que esas página «están hechas ex profeso para barnizar la acción» del PP.

Mínguez consideró que las conclusiones sobre la gestión de Ciegsa deben estar basadas en los informes de la Sindicatura porque son documentos «oficiales», pero no «ante tres folios que ha traído Vicente Queralt, que ahora mismo no ocupa ningún cargo».

El portavoz del PP en la comisión, José Juan Zaplana, calificó de «muy grave el intento de los portavoces del tripartito de desacreditar públicamente» al exsíndic.

«Al más puro estilo dictadura chavista. Quien dice algo que no les gusta intentan desacreditarlo públicamente en rueda de prensa, aunque fueran ellos mismos quienes pidieran la comparecencia en su plan de trabajo», recordó Zaplana, para quien esa «rueda de prensa lamentable intenta ser un aviso al resto de comparecientes en el futuro: si alguien dice algo que no nos parece bien iremos contra él y lo desacreditaremos poniendo en duda su honor y profesionalidad».

«Con estas actitudes mamporreras quieren generar miedo al resto de comparecientes», indicó Zaplana. El diputado popular recordó que la propia Cámara parlamentaria, a través de la presidencia de la comisión (Marian Campello, de Compromís), «deben velar por la salvaguarda del honor de los comparecientes en las comisiones, ya que están intentado «desacreditar a la personas que dan una opinión distinta a la que tienen ellos, igual que sucede en Venezuela con el fiscal general que ha acabado encarcelado». Zaplana destacó que Vicente Queralt ha sido el máximo representante de un órgano estatutario independiente, la Sindicatura de Comptes, durante 15 años, con una gestión y una trayectoria detrás intachable.

Más

Fotos

Vídeos