Tres de cada cuatro trabajadores de la Agencia Antifraude serán jefes

Alcaraz, Llinares y Morera, en Les Corts. / Damian Torres
Alcaraz, Llinares y Morera, en Les Corts. / Damian Torres

Cinco de los puestos tendrán la remuneración atribuida a los niveles y complementos más altos previstos en función pública

J. C. Ferriol
J. C. FERRIOLValencia

Un administrador, cinco técnicos -uno de ellos, jurídico-, un secretario de dirección y un subalterno supervisor. Son las únicas ocho plazas, del total de 32 puestos que figuran en la plantilla de la Agencia Antifraude, que no disponen de la condición de 'jefe' o de 'director' en la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) del organismo que dirige Joan Antoni Llinares y que ayer publicó el DOGV.

La plantilla publicada sustituye a la relación provisional que se aprobó el pasado mes de julio, informa Efe. Esta nueva RPT contempla desde un jefe de gabinete de Relaciones institucionales, comunicación y participación, hasta directores de análisis, de prevención y se asuntos jurídicos, respectivamente, varias jefaturas de servicio, de unidad y de negociado, y diversos puestos de técnicos.

Cinco de esas plazas, las de Jefe de Gabinete de Relaciones Institucionales, Comunicación y Participación; Administrador; Director de Análisis y Investigación; Director de Prevención, Formación y Documentación; y Director de Asuntos Jurídicos, tienen asignado un nivel 30 y un complemento específico 50. Se trata, en ambos casos, de los niveles retributivos más altos previstos en la función pública.

La RPT publicada no determina el número de miembros de la dirección de análisis e investigación

De hecho, un puesto como el de jefe de comunicación del Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) -cuya plaza se publicó en el DOGV también ayer- tiene un nivel 26 y un complemento específico 46, inferiores en ambos casos a cinco de las plazas de la Agencia Antifraude.

Pero lo más significativo es el desequilibrio existente, al menos en apariencia, entre el número de mandos responsables del organismo que dirige Llinares y el personal que tendrá la condición 'práctica' de investigadores. En la RPT difundida ayer no se aclara la cantidad de miembros de que dispondrá la dirección de Análisis e Investigación, en teoría la unidad que se dedicará a la investigación, prevención y lucha contra el fraude y la corrupción. En la provisional incorporaba a 17 personas. Pero de ellas, once disponían de la condición de 'jefes' -junto al director, la jefatura de servicio de análisis y evaluación, la de entes locales y sector público local, la de Generalitat y sector público autonómico, la de sistemas de información, además de las jefaturas de unidad de análisis de gasto público, de Evaluación, de Entes Locales y Sector Público Local, de Generalitat y Sector Público autonómico, de coordinación informática y de producción y explotación de los sistemas informáticos-. Los otros seis puestos corresponden a los cinco técnicos y un auxiliar administrativo.

La resolución del DOGV deja sin efecto la relación provisional por la que se aprobó la estructura orgánica provisional de la Agencia en la que se ofreció cubrir provisionalmente puestos a funcionarios de carrera. La Agencia Antifraude se ha visto envuelta en la polémica a raíz de un informe de la Sala de Gobierno del TSJCV sobre su Reglamento. El artículo 2 de la Ley del Poder Judicial indica que «el ejercicio de la potestad jurisdiccional, juzgando y haciendo ejecutar lo juzgado, corresponde exclusivamente a los Juzgados y Tribunales determinados en las leyes y en los tratados internacionales» y no ejercerán más funciones que las encomendadas.

Fotos

Vídeos