Transparencia admite que el 80 % de entes de participación ciudadana funciona mal

El conseller de Transparencia, Manuel Alcaraz, en primera fila de la bancada de Les Corts. / M. Molines
El conseller de Transparencia, Manuel Alcaraz, en primera fila de la bancada de Les Corts. / M. Molines

La mayoría de órganos de la Generalitat registra baja presencia de representantes ajenos a la política e incumple su calendario de sesiones

BURGUERAValencia

La Inspección de Servicios, dependiente de la Conselleria de Transparencia, no está nada satisfecha con el funcionamiento de los órganos consultivos y de participación de la Generalitat. Un informe fechado el 5 de febrero de 2018 señala el mal funcionamiento de entes como la Mesa Social de Protección Civil y Emergencias de la Comunitat o de consejos como el de personas mayores, juventud, de salud, de pacientes, de consumidores o de vivienda.

En unos casos, el problema radica en el escaso porcentaje de representación de la ciudadanía, en otros, por el escaso número de sesiones celebradas en los tres años que comprende el informe, o por el bajísimo nivel de cumplimiento del régimen de sesiones, así como la parcial asistencia de representantes de la ciudadanía a las reuniones de esos entes.

De este modo, entre unas cosas y otras, la inspección «estima procedente que, por los departamentos competentes, se realicen las actuaciones necesarias para determinar el porqué algunos de los órganos no se encuentran funcionando y otros no tienen un funcionamiento normalizado».

El informe de la Inspección de Servicios indica que «algunos órganos no están funcionando»

En este sentido, la Inspección General de Servicios considera que se han registrado «disfunciones de las vías participativas que representan estor órganos». El departamento dependiente de la conselleria que dirige Manuel Alcaraz recomienda que su informe se traslade al Consell de Participación Ciudadana, si bien varios de los organismos analizados en el informe están también representados en ese consejo, por lo que el problema no sonará como nuevo.

El informe analiza un total de trece entidades: Mesa social de protección civil y emergencias de la Comunitat Valenciana, Consell Valencià de Benestar Social, Consell Valencià de Persones Majors, Consell Valencià de la Dona, Consell Valencià de la Joventut, Observatori de Publicidad No Sexista de la Comunitat, Consell de Salut, Consell de Pacients, Consell de Consumidores, Consell Assessor i de Participación del Medi Ambient, Consell Assessor d'Habitatge y Consell Valencià de Cooperació al Desenvolupament. Este tipo de entes dependen todos de la Generalitat, de diferentes consellerias: Presidencia, Igualdad, Educación, Sanidad, Medio Ambiente, Vivienda o Transparencia.

Sin reuniones periódicas

De todos los organismos analizados, el porcentaje de representación de la ciudadanía se sitúa en el 50% o por debajo en diez de los trece entes analizados. Además, no todos los órganos están constituidos y de once que sí lo están, en cuatro no han celebrado más que dos o menos reuniones entre el 1 de enero de 2014 y el 30 de junio de 2017. Igualmente, de las trece entidades analizadas, solamente dos de ellas (el consejo de personas mayores y el de consumidores y usuarios) cumplen el régimen de sesiones; es decir, que se reúnen cuando toca. El 80% restante, o abiertamente incumple su calendario o ni siquiera está regulado cuándo se tienen que reunir.

Igualmente, en el informe de la Inspección se indica que la asistencia de representantes de la ciudadanía sólo es la pactada inicialmente en dos ente (observatorio de publicidad no sexista y consejo de cooperación al desarrollo), porque en el resto, la asistencia de los representantes designados es parcial. A la vista de las cifras, o no se eligió bien a los representantes de los valencianos (que adolecen de falta de interés de acudir a las reuniones) o no hay demasiado interés en reunir a este tipo de entes. O quizá las dos cosas juntas.

Fotos

Vídeos