Toni Cantó: «No queremos un À Punt con más comisarios lingüísticos que realizadores»

Toni Cantó, en la sede de Cs en Valencia antes de la entrevista. / I. Marsilla
Toni Cantó, en la sede de Cs en Valencia antes de la entrevista. / I. Marsilla

El diputado nacional de Ciudadanos está «harto de que incluyan a la Comunitat en los Països Catalans» | Cantó critica la labor del tripartito en el Consell y en el Ayuntamiento de Valencia y confiesa que aún no ha decidido a qué cargo optará en las elecciones de 2019

JOAN MOLANO

Viene a Valencia desde Madrid una vez a la semana porque además de diputado nacional de Ciudadanos en el Congreso es el secretario de Comunicación en la ejecutiva autonómica del partido. Toni Cantó (Valencia, 1965) tiene el mismo rostro cansado que la última vez que concedió una entrevista a este periódico hace un año, antes de las elecciones generales. También está enfadado después de haber sido insultado por «los secesionistas» durante un acto en el municipio catalán de Llavaneres, donde le declararon persona non grata junto a Albert Rivera e Inés Arrimadas. Define lo ocurrido como algo «de fascistas» y agrega que está «harto de que incluyan a la Comunitat en los Països Catalans». Este fin de semana actúa en Logroño con la obra 'Aquiles': «Me viene bien por salud mental, para oxigenarme, pero la política también me apasiona».

-En las elecciones autonómicas y municipales de 2019, ¿se presentará para alcalde de Valencia o para presidente de la Generalitat?

-No lo he decidido. Creo que queda mucho tiempo para eso. No es una decisión que pueda tomar solo, compete también a los afiliados. En nuestro partido hacemos primarias y serán ellos los que decidirán. Y en cuanto a si me presento o no, estamos a mucho tiempo vista.

-Tiempo atrás declaró que mentiría si dijese que no se veía como ministro de Educación ¿Tiene claro qué quiere ser en la Comunitat?

-Verbalicé algo que tiene que ver con el deseo de gestionar algún día. Sea eso, sea venir a Les Corts o al Ayuntamiento. Sea lo que sea. Es el fin al que debe aspirar todo político que se precie o por lo menos todo aquél que esté en un partido como el mío, que es una alternativa de Gobierno hoy en día. Quién sabe si llegarán antes elecciones generales que las autonómicas y municipales, quedan casi dos años, es mucho.

-¿Hasta qué punto cree que afecta aquí la crisis en Cataluña?

-Anecdóticamente ha podido tener un efecto positivo porque algunas empresas han venido aquí, pero yo quiero, por ejemplo, que el Puerto de Valencia le gane al Puerto de Barcelona en buena lid. Yo no quiero ganar porque haya una pandilla de ilegales saboteando. Lo de ahora me da mucha pena porque no puedo dejar de recordar que hay una inmensa mayoría de catalanes allí que las están pasando muy mal. Es increíble como los secesionistas han tensionado y polarizado. Esta gente hace ya tiempo que perdió la cabeza. Tardaremos en poder coser todo eso.

"Es vergonzoso que el PSPV se lance a las manos de Compromís y de los extremistas de Podemos"

-Aquí también hubo mucha violencia el 9 d'Octubre por parte de ultras de extrema derecha...

-Al final cuando provocas eso la sociedad se polariza. Te vienen los de la CUP, que no sé qué narices pintan aquí, y te montan un 'show' y provocan que los fascistas estos de Yomus se envalentonen y al final cobran protagonismo los extremistas. Y esto es una desgracia porque acaparan la atención cuatro 'mataos'.

-¿Qué valoración hace del tripartito en el Ayuntamiento de Valencia y en la Generalitat?

- El diagnóstico es muy malo. Veo que el PSPV se lanza en manos de los nacionalistas de Compromís y los extremistas de Podemos. Están rogándole de rodillas a los podemitas y a nosotros ni nos contesta el señor Ximo Puig a nuestras propuestas. Ver así al PSPV me parece vergonzoso.

-¿Tan mal lo ve?

-Me da mucha pena porque hemos llegado a este Gobierno por culpa de un PP que no hizo nada para atajar la corrupción y que se enfangó en el robo y la mala gestión en la Comunitat. Y aquellos valencianos que son los que aspiramos a representar, los de centro, están metidos entre los dos extremos diciendo: «Dios mío, yo no quería al PP, pero es que esto es un puñetero desastre también».

-¿Cómo ha visto la posición de Compromís ante el proceso independentista catalán?

-He escuchado a Joan Baldoví decir que votaría que sí a la independencia. Entonces él es ERC, es el Bloc, a mí no me engaña. Le he visto a él y a Mónica (Oltra) con una estelada, qué me van a contar. Están demostrando que tienen ese punto antidemócrata, como los secesionistas, porque venden un derecho a decidir cuando lo que realmente están haciendo es echar de España, Europa y del Euro a la mayoría de los catalanes.

-El arranque de la nueva radiotelevisión autonómica está cerca...

-Preocupa que el modelo sea tan TV3. En estos días que se está viendo claramente que es una herramienta de los independentistas. Me parece importante recordar que Compromís nos ha dado a todos la vara con que TV3 se debía ver aquí. Nuestro modelo no es una tele, À Punt, en la que haya más comisarios lingüísticos que realizadores. Nos preocupa que se hagan oposiciones a medida de la gente de Compromís y compañía. Nos preocupan los enchufes y los dedazos de quienes llegaron aquí diciendo que eran distintos y son más de lo mismo.

Toni Cantó, diputado nacional de Ciudadanos.
Toni Cantó, diputado nacional de Ciudadanos. / Irene Marsilla

-Su partido ha pedido la destitución de un miembro del Consejo Rector propuesto por la coalición...

-Me parece que no puede haber personajes como Rafael Xambó en una tele pública, que es de todos. Si quieren 'TeleCompromís' que se la paguen ellos. Lo mismo que le dijimos al PP con Canal 9.

-¿Está contento con la manera en la que funciona Cs aquí?

Sí y cada vez más. Tuvimos una época complicada, no me voy a esconder, hubo alguno que se fue, pero creo que estamos cada vez mejor.

-¿Ha repercutido negativamente al partido la salida de cuatro diputados en Les Corts?

-No. Me consta que cada vez hay más gente afiliándose. Ahora contamos con gente más leal, más comprometida con el partido, son menos verso suelto y trabajan en equipo, no están por el protagonismo.

-El PSPV negocia con ellos ahora para aprobar los presupuestos de la Generalitat por miedo a que Podemos no los respalde.

-Cada vez que los socialistas le han pedido a Podemos que les echen una mano, se la han echado pero al cuello. Aquí parece que se repite la historia de Pablo (Iglesias) con Pedro (Sánchez) en Madrid, pero bueno, Ximo (Puig) sabrá.

-La portavoz de Cs en Les Corts, Mari Carmen Sánchez, dijo que es síndica por «haber acatado las órdenes de aquellos que mandan»...

-Creo que lo que quiere decir con eso de que está ahí porque ha sido leal. Cuando habla no habla por sí misma ni es la que ha conseguido el acta, se la debe a la marca y a Albert (Rivera) y, sobre todo, a sus afiliados y votantes. Tiene carácter y es respondona, en las reuniones te cuestiona y se puede discutir con ella. Aprendo haciéndolo. Y ella está aprendiendo mucho y muy rápido.

-Ciudadanos se ha sumado a la manifestación del 18-N a pesar de que se había negado por activa y por pasiva a acudir, ¿a qué se ha debido el cambio?

-Es una decisión unánime del comité autonómico. Nos sentimos incómodos cuando el tripartito la quiere protagonizar. Montón (consellera de Sanidad) ha votado a favor de esta financiación en el Congreso. Entonces, qué me estás contando. ¿Me voy a poner a su lado con una pancarta diciendo que la financiación es un desastre cuando la ha votado y creado ella? Pero hubo una llamada y una confirmación de asistencia de los empresarios y para intentar que estuviéramos todos allí. Nosotros respondimos «venga, vale, vamos». Personalmente, me comprometo a seguir haciendo un esfuerzo para que el PP y Bonig, con quien tengo contacto estrecho, se sumen. Creo que lo útil es que estuviéramos todos.

-Cs votó a favor de unos presupuestos en el Congreso que perjudican a la Comunitat...

-Hemos conseguido que haya el mayor tanto por ciento de crecimiento de financiación en la Comunitat y a las infraestructuras de los últimos tiempos, hemos conseguido 200 medidas de políticas sociales. ¿Estamos contentos con el Gobierno del PP? No. ¿Querríamos gobernar nosotros? Sí. Esperamos que llegue pronto, pero no teníamos alternativa.

"Con la salida de los tránsfugas el nivel en Ciudadanos ha mejorado, hay gente más leal y menos verso suelto"

-¿Cabe la posibilidad de que Cs al final no asista a la concentración?

-El día 18 veremos si hay voluntad o no de que estemos todos. Estaremos atentos a lo que pase estos días en el Congreso con el cupo vasco.

-¿Le ha molestado a Albert Rivera que acudan a la manifestación?

-Que yo sepa no. Eso es falso.

-¿Ha dado su partido un giro hacia la derecha?

-Nuestras políticas no son de derechas ni de izquierdas, intentamos facilitarle la vida a la gente y eso no sé cómo se llama. Hay que modernizar nuestro país. Que el PP y el PSOE lo han deteriorado mucho. No nos fiamos de ellos, porque siempre han 'pasteleado' con los nacionalistas.

-¿Qué piensa cuando el insector jefe de la UDEF dice que Mariano Rajoy es «indiciariamente» corrupto?

-Mientras el juez no emita una sentencia lo que tengo que hacer es negociar con quienes han querido una mayoría de españoles. El señor Mariano Rajoy está ahí porque millones de españoles le han situado a él y a su partido. Lo que no puedo es hacer yo de juez.

-Cs ha pedido que los partidos constitucionalistas apoyen al candidato más votado el 21-D y parece que este podría a ser Inés Arrimadas. ¿Correría peligro el acuerdo en el Gobierno si el PP no la respaldara?

-No se pondría en peligro nada. No tiene nada que ver, pero no me entra en la cabeza que PP o PSOE no hagan lo que nosotros hemos hecho en la Comunidad de Madrid o en Andalucía. Si no lo hace creo que los españoles y los catalanes no se lo perdonarían en la vida. A ver qué hace el PSC, que se ha unido con ERC y ha entrado en muchos tripartitos. Esperamos que esta vez no sea así. Sería imperdonable.

Fotos

Vídeos