Un tercio de los votantes de A la valenciana nunca apoyaría a Compromís o a Podemos

Alberto Garzón, Pablo Iglesias y Mónica Oltra durante un acto de campaña. / REUTERS
Alberto Garzón, Pablo Iglesias y Mónica Oltra durante un acto de campaña. / REUTERS

La coalición que compartieron los nacionalistas con el partido de Iglesias no gusta a gran parte de su electorado

A. CERVELLERA

VAlencia. La coalición electoral entre Compromís y Podemos, un asunto que ha levantado ampollas en la dirección de ambos partidos desde el primer momento, parece que tampoco termina de convencer a sus propios votantes. Los últimos datos del CIS revelan que un tercio de los electores de A la valenciana, las siglas bajo las que concurrieron las dos formaciones junto con EUPV, nunca apoyaría a Compromís o a Podemos.

Así se desprende del último estudio del Centro de Investigaciones Sociológicas realizado el pasado julio que recalca que un 22,4% de los que votaron a la coalición en las últimas elecciones generales nunca confiaría en los nacionalistas. De la misma forma, se revela que un 14% de los que apostaron por A la valenciana nunca apostaría por el proyecto que lidera Pablo Iglesias.

El hecho de que ambos partidos se presentaran de forma conjunta en los dos comicios generales despertó recelos desde el principio. El Bloc, la formación mayoritaria dentro de Compromís, siempre desconfió de esta fórmula e incluso sus bases se pronunciaron en contra de ella en una consulta telemática. Tan sólo la insistencia de Mónica Oltra, vicepresidenta de la Generalitat, consiguió que ambos compartieran lista en las primeras elecciones el 20 de diciembre de 2015. Pese a los buenos resultados, la coalición dio muestras de agotamiento en la repetición electoral del mes de junio, ya que aunque EUPV se incorporó al proyecto, 'A la valenciana' obtuvo un porcentaje de voto muy similar al que logró el 20D. Pesos pesados dentro de Compromís como Joan Baldoví, diputado en el Congreso, tampoco ocultan en sus comparecencias la creencia del estancamiento de la fórmula, que no ven con buenos ojos para las elecciones autonómicas.

No es solo en la cúpula nacionalista donde se apuesta por replantearse el pacto. Antonio Estañ, secretario general de Podemos en la Comunitat, aseguró en una entrevista reciente concedida a Efe que de cara a los comicios de 2019 no habrán «negociaciones de cuotas a la vieja usanza», consistentes en «pactos por arriba» y apostó por ir a unas «primarias conjuntas» en el caso de que se repita la coalición.

Fotos

Vídeos