Los socios del PSPV se niegan a que Echávarri represente a Alicante

El alcalde de Alicante, Gabriel Echávarri, a su llegada a los juzgados, donde acudió a declarar como investigado. / efe/manuel lorenzo

Guanyar asegura que «no les parece de recibo» que el acalde investigado por prevaricación acuda a los actos de la Vuelta al Mundo a Vela

J. MOLANO / AGENCIAS VALENCIA.

Guanyar Alacant, formación que gobierna en el Ayuntamiento de Alicante junto a PSPV y Compromís, se niega a que el alcalde socialista, Gabriel Echávarri, represente a la ciudad en los actos de la Vuelta al Mundo a Vela (Volvo Ocean Race). ¿El motivo? En el partido, que está integrado por miembros de EU, Podemos y otras plataformas sociales y ciudadanas, consideran que «no es de recibo» que el edil encabece los eventos relacionados con la competición deportiva por estar «investigado por presunta prevaricación administrativa».

El vicealcalde de Alicante, Miguel Ángel Pavón, de Guanyar, mostró de nuevo ayer la posición de su formación con respecto a Echávarri. «Reiteramos un día más nuestra petición de dimisión del alcalde de Alicante», manifestó el también concejal de Urbanismo y Limpieza en unas declaraciones a los medios de comunicación. Pavón añadió que no les parece adecuado que el alcalde «haya representado al ayuntamiento en los actos del 9 d'Octubre ni que vaya a representar a la ciudad en los actos de la Volvo Ocean Race, un evento en el que el consistorio debería estar representado, en todo caso, por un concejal o una concejala del equipo de gobierno que no se encuentre investigado por la justicia». «Todo ello independientemente de que desde Guanyar Alacant no compartamos la apuesta del actual Consell por la Volvo por el gasto público que comporta de al menos 20 millones de euros, que podrían destinarse a resolver carencias históricas de la ciudad», dijo Pavón. En este sentido, indicó que si la competición «quiere venir a Alicante, bienvenida sea, pero sin aportación de dinero público de por medio».

El vicealcalde expuso también que siguen «esperando a que se rompa el espeso silencio que mantienen» sus «socios del Partido Socialista respecto a nuestra petición para que se celebre una reunión de la comisión de seguimiento del pacto de gobierno». «Una reunión por la que parece que no muestran ningún interés, pese al mandato ciudadano de gobernar conjuntamente tras 20 años de malgobierno del PP», algo que «nos parece una grave irresponsabilidad», declaró Pavón.

Guanyar es socio de gobierno en el Ayuntamiento de Alicante junto con el PSPV-PSOE y Compromís, formación esta última que igualmente mantiene la exigencia de que Echávarri dimita por ser investigado por el presunto fraccionamiento de contratos en la Concejalía de Comercio. El pasado viernes, el regidor socialista y dos asesores municipales comparecieron como investigados ante la juez y negaron que incurrieran en un fraccionamiento ilegal de contratos desde la citada concejalía, según informaron ese día fuentes próximas al caso.

Niegan la versión del alcalde

Por otra parte, el edil de Cultura en el Ayuntamiento de Alicante, Daniel Simón, indicó ayer que su departamento «nunca» dio traslado a la Concejalía de Recursos Humanos de que ya «no eran necesarios» los servicios de la cuñada del portavoz del PP en el consistorio, Luis Barcala, despedida por el alcalde, el socialista Gabriel Echávarri, a los dos días de ser denunciado por los populares a raíz del supuesto fraccionamiento de contratos en Comercio. En su día, el primer edil, aseguró que que el despido fue una cuestión de Recursos Humanos, un área en manos de los socialistas.

El concejal de Guanyar, señaló que ha trasladado a la Fiscalía «los datos objetivos» relacionados con el puesto de trabajo de la cuñada de Barcala, trabajadora interina del consistorio, tal y como se le solicitó. «Me pedían una serie de datos sobre las condiciones de contratación o sobre las funciones que realizaba esta empleada municipal», desveló Simón, que precisó que esos mismos datos se le han reclamado en relación a otros funcionarios interinos que trabajan en Cultura «en condiciones muy similares». Echávarri, y dos asesores municipales negaron el pasado viernes que incurrieran en un fraccionamiento ilegal de contratos desde la Concejalía de Comercio. Los tres comparecieron como investigados por un presunto delito de prevaricación ante la juez en el marco de las diligencias abiertas a raíz de la denuncias presentadas por el grupo municipal del PP y de Ciudadanos.

El alcalde explicó que el visto bueno a las facturas lo daba, a través de una firma digital, su jefe de gabinete, el también imputado Eduardo Díez, y dijo que él confiaba «plenamente» en sus técnicos y asesores. Pese a las explicaciones, los socios de gobierno del alcalde socialista, Compromís y Guanyar, reclamaron su dimisión como condición ineludible para mantener el pacto de gobierno. Ayer, hizo lo propio el líder de la coalición nacionalista en Alicante, Natxo Bellido, que avanzó una asamblea para «tomar decisiones» ante la reticencia del edil a dejar el cargo.

Fotos

Vídeos