Los socialistas de Valencia se distancian de Compromís de cara a las elecciones de 2019

La nueva ejecutiva de Sandra Gómez en la ciudad se reivindica como la formación que mejor gestiona frente a los nacionalistas y Podemos

A. CERVELLERA

Valencia. Ya lo dejó entrever Sandra Gómez, secretaria general del PSPV en la ciudad de Valencia, en la campaña de las primarias que le auparon a la dirección de los socialistas en la capital de la Comunitat, aunque ayer quedó claro. El PSPV busca distanciarse de Compromís y crear un discurso propio de cara a las elecciones municipales de 2019.

Gómez convocó ayer en la sede de Blanquerías a los medios de comunicación para presentar a Borja Sanjuan, el nuevo portavoz de la dirección que ejerce como asesor del presidente Ximo Puig. Con este movimiento el PSPV busca crear una voz propia diferenciada de la institucional, por eso no es casual que Sanjuan no forme parte del gobierno municipal que lidera Joan Ribó.

El portavoz anunció que de ahora en adelante el partido hará una rueda de prensa semanal para marcar una postura a nivel orgánico. Además, apostó por un discurso propio en materias tan fundamentales para la ciudad como son la movilidad y las fiestas, las dos áreas más polémicas de la gestión de Compromís en las que incidió que ha «faltado diálogo». Los socialistas se reivindicaron como la formación con más carga de gestión y la que mejor gestiona del ejecutivo municipal y subrayaron que apostarán «sin complejos» por eventos que no cuentan con el visto bueno de Compromís y Podemos, como la Copa Davis o el nuevo estadio del Valencia Basket.

Para Sanjuan es necesario recuperar esa «posición central» que consideró que se ha perdido en algunos momentos con políticas que «han metido el dedo en el ojo» a determinados sectores de la ciudad y calificó esta legislatura de «transición» y destacó que queda mucho trabajo pendiente.

Fotos

Vídeos