UN SOCIALISTA SENCILLO SIN VETA NACIONALISTA

Rafa García Alcalde de Burjassot

BURGUERA valencia.

Heredero de un dirigente histórico del PSPV en L'Horta, Chavarrías, Rafa García se siente seguro en Burjassot, donde ejerce de alcalde clásico. Nacido en 1971, casado y con hijos, nunca ha necesitado desempolvar su título de licenciado en Historia del Arte porque lleva en cargos públicos toda su vida. Empezó como asesor, ha sido secretario de Organización del PSPV en Valencia, es muy cercano a José Luis Ábalos, que gusta de perfiles como el de García: leal, trabajador, sencillo y jacobino (nada nacionalista).

Entre los miembros de Compromís que compartieron con él el gobierno municipal le apodan 'Señor Sisí' porque García es de los que visitan fallas, bandas, centros sociales, y cualquier tipo de evento cívico y a todo el mundo ofrece su apoyo. Evita el conflicto y se prodiga en las redes sociales. Si ha accedido a encararse con Puig es porque sabe que su feudo, Burjassot, lo tiene ganado porque las calles del pueblo las ganó una a una, dando siempre la mano y el sí.

Alejado del nacionalismo y del academicismo, presume de cercanía, lo que le reconocen los rivales, y en política eso es importante. Ambición no le falta. Raíces humildes, tampoco (su familia regentó un kiosco), y cuando la situación se tensa, sabe rodearse de un 'poli malo' que ponga los puntos sobre las íes.

Fotos

Vídeos