La Sindicatura señala que la gestión de ITV no aumenta la deuda pública

El organismo auditor no incide en las sospechas de Compromís y señala que el modelo «reduce el gasto de personal y obtiene ingresos»

EFE

valencia. La Sindicatura de Comptes de la Comunitat presentó ayer la auditoria operativa sobre la explotación en régimen de concesión administrativa del servicio público de Inspección Técnica de Vehículos (ITV) en la Comunitat entre los años 1997 a 2015, el cual «no incrementa la deuda pública» de la Administración. En enero de 2016, Compromís impulsó una iniciativa para auditar la gestión de las adjudicatarias y promovió una reducción de las tarifas.

El Informe de la Sindicatura recoge además que el modelo de gestión de las ITV «reduce el gasto de personal y obtiene ingresos tanto en el momento de la firma del contrato como de manera periódica por cánones y arrendamientos anuales». No obstante, sí señala también que la Generalitat ha dejado de ingresar 1,7 millones de euros porque «no previó la actualización del importe del arrendamiento por el uso de sus instalaciones». El margen unitario medio por inspección es de 8,60 euros, lo que representa un beneficio significativo para los concesionarios, un aspecto sobre el que también incidió Compromís en el momento de reclamar una auditoría.

La Sindicatura recordó que «las tarifas se han de fijar de acuerdo con estudio económicos-financieros y han de mantener el equilibrio financiero de la concesión». El informe se estructura alrededor de cuatro objetivos de análisis, relacionados con: el modelo de explotación escogido y el control ejercido; las pruebas realizadas en las estaciones de ITV; las tarifas aplicadas y los factores que podrían influir sobre los diferentes modelos de gestión. Para Compromís, no obstante, el informe les da la razón porque se subraya el beneficio de las empresas.

Fotos

Vídeos