La Sindicatura insta a Les Corts a aumentar el control del gasto de los partidos

Pleno de Les Corts.
Pleno de Les Corts. / I. MARSILLA

El organismo auditor recomienda a la Cámara que exija a los grupos políticos que expliquen «con claridad el destino de las subvenciones»

D. Burguera
D. BURGUERAValencia

«En ejecución de lo dispuesto en el artículo 28.3 del Reglamento de Les Corts, se recomienda que la documentación contable a presentar por los grupos parlamentarios a la Mesa refleje con claridad el destino de las subvenciones anuales (...) sería necesario un mayor desarrollo normativo interno que tuviera en cuenta los principios de control y transparencia». La Sindicatura de Comptes insta al parlamento valenciano con meridiana llaneza a que le apriete las tuercas a los partidos políticos en lo relativo al modo en que rinden cuentas del modo en que manejan las ayudas públicas. Subvenciones millonarias con las que hacen, en muchas ocasiones, de su capa un sayo, de tal modo que los asesores aparecen y desaparecen, entran y salen de los despachos que tan pronto hiperpoblados como desiertos, según la época del año y habitualmente en función de cuánto haya que apoyar al partido en sus labores particulares, ajenas a la actividad de los grupos parlamentarios.

Por primera vez, la Cámara parlamentaria se ha sometido a una auditoría de sus cuentas, concretamente las relacionadas con 2015, si bien la Sindicatura también ha extendido algunos de sus controles económicos al ejercicio del año pasado. Se trata de una medida aprobada la pasada legislatura.

Con la llegada de la primavera, aparecieron por los despachos de Les Corts los técnicos de Comptes con el fin de revisar los datos contables y financieros de la Cámara valenciana. La pasada semana, la Mesa de Les Corts dio cuenta del borrador del informe de la Sindicatura, al que se han sumado las alegaciones elaboradas por los letrados y la Oficina de Intervención del parlamento autonómico. Si bien el documento de justificaciones de Les Corts señala que varias recomendaciones y medidas correctoras ya han sido adoptadas, en algunos aspectos, la Cámara reconoce que se podría incrementar la vigilancia respecto a las cuentas parlamentarias.

La Sindicatura indica que Les Corts no actualiza su Relación de Puestos de Trabajo desde 1998

Son cinco los cinco grupos con representación en Les Corts: PP, PSPV, Compromís, Ciudadanos y Podemos. El pasado mes de marzo se mostraron dispuestos a publicar la información detallada del destino del dinero que reciben como subvención de la Cámara para gastos de funcionamiento, que asciende a un total de 3,46 millones de euros para el ejercicio 2017. En aquel momento, no todos los grupos habían publicado las memorias de gastos de los dos años pasados, informes, en cualquier caso, donde se ofrece una información muy escueta.

En Les Corts todo ocurre después que en el resto de la Generalitat. «La casa», tal y como se refieren a la Cámara sus empleados, se mueve en realidad como un palacio: despacio. Por todo eso, situaciones peculiares se reproducen legislatura tras legislatura, independientemente de quien presida la institución, que cuenta con un personal acostumbrado a esquivar los cambios.

Primera auditoría

La auditoría iniciada en marzo y que cristalizó en un informe de 15 páginas con fecha del 20 de junio, borrador al que Les Corts ha añadido una serie de alegaciones que ocupan otra media docena de páginas, es la primera auditoría del organismo estatutario, que, además, depende del Parlament. Del análisis de la Sindicatura no se desprenden anomalías de gran calado

La actuación se incluye el calendario de actuaciones previstas por la institución que dirige Vicent Cucarella. Sin embargo, se ha realizado con discreción. Los técnicos de la Sindicatura reclamaron información sobre las cuentas, haberes y deberes del parlamento valenciano, especialmente en lo relativo a las subvenciones de los grupos políticos y en el modo en que ese dinero se ha invertido por parte de los partidos: contrataciones y justificación de gastos, principalmente.

El estudio de esos datos permite concluir al órgano auditor que las cifras analizadas reflejan con fidelidad la situación patrimonial, financiera y presupuestaria de Les Corts. No obstante, se detectan varias situaciones a mejorar en materia de personal, contratación y en lo referente a un criterio contable dispar.

Los auditores señalan la dificultad de controlar los pequeños gastos y la contratación menor

La Sindicatura realiza en este primer informe una serie de recomendaciones, frente a las cuales se presentan alegaciones que deberán ser consideradas antes del documento definitivo. Sin embargo, hay varios punto en los que inciden los auditores que desde Les Corts no han buscado justificaciones, un silencio tácito con el que se reconoce que las salvedades realizadas por los técnicos sobre el funcionamiento de la Cámara son irrebatibles y no corregidas. Los auditores recomiendan que se actualice la Relación de Puestos de Trabajo de personal de Les Corts, que lleva sin revisarse de manera oficial desde hace la friolera de 19 años, dos décadas sin una RPT, lo que ha supuesto, entre otras cosas, que la gestión de las nóminas se haya externalizado desde hace un año por falta de personal.

También en lo referente al gestión de personal, la Sindicatura advierte de la necesidad de difundir tanto en la web de Transparencia de la Cámara como en sus memorias de las cuentas anuales la estructura organizativa de Les Corts, especialmente en lo relativo a la estructura jerárquica.

Fiscalización complicada

A lo largo del informe se hace incidencia en varios apartados en las dificultades para comprobar y fiscalizar los gastos que los diputados pasan a la Cámara en función del kilometraje que, según ellos, realizan a diario. A la Sindicatura le sorprende la falta de control en este aspecto, y es que de hecho son muchos los parlamentarios que, empadronados en Dènia o Alicante, pasan gastos alegando desplazamientos que, en realidad, no hacen, si bien es cierto que gastan ese dinero en alquilar viviendas en Valencia. Igualmente, el órgano auditor ha detectado «facturas por gastos de pequeña cuantía a la que debería adjuntarse, para su consiguiente verificación y registro contable, la información detallada necesaria para su adecuada acreditación».

Recomendaciones

Plantilla.
La sindicatura señala que no hay un estudio actualizadode las funciones de los empleados.
Jerarquía.
Los auditores consideran necesario que se refleje en los informes quién anda en cada departamento de la Cámara.
Pequeños gastos.
Existe dificultades para revisar facturas por fastos de pequeña cuantía.
Subvención a los partidos.
El órgano auditor insta a la Cámara a obligar a los grupos parlamentarios a que presenten documentación más clara sobre sus gastos.

Fotos

Vídeos