Rus sigue con el show montado en Les Corts

El expresidente de la Diputación de Valencia Alfonso Rus, ayer en Les Corts. / EFE/ Juan Carlos Cárdenas
El expresidente de la Diputación de Valencia Alfonso Rus, ayer en Les Corts. / EFE/ Juan Carlos Cárdenas

El expresidente de la Diputación de Valencia homenajea a Chiquito de la Calzada y niega en la comisión de Ciegsa que recibiera mordidas

J. MOLANO VALENCIA.

La comisión no permanente de investigación de las actividades de la empresa pública de construcción de colegios, Ciegsa, acogió la mañana de ayer en Les Corts a un personaje político de lujo. Un histórico del PP en horas bajas. Se trataba del expresidente de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus, que no decepcionó a los que consideran este tipo de comparecencias todo un show.

La Cámara valenciana está permitiendo que sus salas se conviertan en una especie de espectáculo de la política. La pasada semana fueron los cabecillas de Gürtel Álvaro Pérez 'El Bigotes' y Francisco Correa los que 'dieron juego' al relatar sus rutinas penitenciarias por videoconferencia desde la cárcel. No soltaron prenda sobre su relación con Feria Valencia, pero sí contaron que ahora aprenden a pochar en cursos de cocina o están poniéndose fuertes en el talego. Marcos Benavent, exgerente de Imelsa, ya marcó el camino tras declarar en marzo en otra comisión sobre las adjudicaciones de plazas residenciales a dependientes, de las que tampoco tenía idea: «No sé qué hago aquí. Los diputados hacen muchas veces el paripé».

Rus se subió al escenario tras un breve calentamiento entre bambalinas. «A mí lo que más me gusta es la crema catalana», declaró sobre la crisis en Cataluña para después asegurar que no cree que haya presos políticos en España. Acto seguido, ya en la comisión se permitió homenajear a Chiquito de la Calzada, fallecido este fin de semana, para resumir su convulso adiós del PP en 2015. El exalcalde de Xàtiva afirmó que en cuanto la sombra de la sospecha se cernió sobre él en la dirección popular le dijeron «hasta luego, Lucas». Rus, que avisó de que ya hablará cuando toque, negó haber cobrado mordidas, negó ser el dueño de la voz que contaba billetes junto a Marcos Benavent, negó que al PP le hiciera falta dinero, negó cualquier vinculación del exjefe del Consell Francisco Camps con asuntos de corrupción y negó tener una relación estrecha con Benavent o con Máximo Caturla, si bien a este último lo defendió sobre su gestión en la Diputación de Valencia, con quien comparte imputación por presuntas contrataciones zombis en Ciegsa. «La UCO tiene que demostrar lo que dicen que hice. De los papeles que he leído -del informe de la Guardia Civil- me creo la mitad de la mitad», señaló Rus, y desveló que no sabía de lo que tenía que hablar hasta poco antes de acudir a Les Corts.

«A mí lo que más me gusta es la crema catalana», dice el exdirigente popular sobre la crisis en Cataluña

Y hasta tuvo tiempo de aludir a Rita Barberá y compararse con ella: «Si me coge un infarto, alguno tendrá responsabilidad moral de lo que ha dicho, dice y de lo que está hecho», ante lo que Mercedes Ventura, parlamentaria de Cs, le respondió: «No le conocía personalmente pero con esa ironía no le dará ningún infarto, puede estar tranquilo».

Fotos

Vídeos