Los 'sanchistas', en contra de las prisas de Puig por celebrar los congresos provinciales

El líder del PSPV aboga por cerrar «rápido y bien» las asambleas y reconoce que «en momentos determinados ha podido ser injusto con alguien» dentro del partido

J. MOLANO / EP

valencia. Los 'sanchistas' en el PSPV se mostraron ayer contrarios a las prisas del secretario general de la formación, Ximo Puig, para celebrar los próximos congresos provinciales del partido. El líder de los socialistas valencianos aseguró que ve fundamental cerrar «rápido y bien» estas asambleas, así como «propiciar los máximos acuerdos posibles». Desde el bando de los afines a Pedro Sánchez, como señalaron a este periódico, llamaron a la calma, porque «es un debate que requiere sentido común y los consensos también» y consideraron que la celeridad que pide Puig se debe «a que le molesta que exista debate interno». Según las mismas fuentes, el secretario general de los socialistas valencianos pretende llegar a acuerdos en las tres provincias para poder celebrar «unos congresos tranquilos, sin primarias que le impidan centrarse cuanto antes en las próximas elecciones autonómicas y locales de 2019».

Sin embargo, la celebración de las asambleas no va a ser un camino de rosas para Puig. La batalla entre 'sanchistas' y 'ximistas' no ha acabado. Ni mucho menos. Pese a que en este periodo estival hayan decidido enterrar el hacha de guerra, la división interna es notable. Ya lo avisó Rafa García -el que fuera rival de Puig en las pasadas primarias para liderar el PSPV- tras acabar derrotado por el jefe del Consell. «Habrá historia» en los procesos provinciales, dijo.

El jefe del Consell habló también ayer respecto a sus errores al frente del partido -que lidera desde 2012-, aunque indicó que prefiere que lo «expliciten sus adversarios». Hay cosas que hubiera hecho de otra manera, dijo, como «la gestión de los recursos humanos» que, indicó, «es manifiestamente mejorable». «Me duele que haya podido ser injusto con alguien», agregó. No son pocos en el PSPV que reprochan a Puig que la Ejecutiva no «haya pintado nada» y que el partido sólo lo haya dirigido el denominado 'clan de Gandia', encabezado por el vicesecretario de Organización, Alfred Boix, y el recién nombrado asesor de Presidencia José Manuel Orengo.

Un PSPV federal

Respecto a la relación del PSPV con el PSOE, Puig consideró que «siempre ha habido una posición federalista mayoritaria» en el seno de la formación valencianista, y eso «no significa ser independientes, sino federales». «Es un planteamiento que ahora desde el punto de vista de la aceptación de la plurinacionalidad por parte del secretario general del PSOE -Pedro Sánchez- abre un camino a una mayor autonomía, pero no independencia; nosotros queremos un proyecto federal para España y por tanto también para el PSOE», incidió.

Fotos

Vídeos