Sánchez y Puig abordan las incógnitas sobre los carteles electorales del PSPV

Ximo Puig y Pedro Sánchez, en una visita a Valencia del líder del PSOE. / JUAN J. MONZÓ
Ximo Puig y Pedro Sánchez, en una visita a Valencia del líder del PSOE. / JUAN J. MONZÓ

Blanquerías y Ferraz comparten preocupación por las escasas perspectivas para 2019 en algunas capitales como la propia Valencia

JC. FERRIOL MOYA VALENCIA.

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, y el secretario general del PSPV, Ximo Puig, mantuvieron una reunión ayer en Madrid. El encuentro, que no había sido anunciado previamente por ninguna de las dos partes, llega tras la publicación de algunos sondeos -LAS PROVINCIAS acaba de publicar sus encuestas autonómica y municipal de Valencia, y la semana pasada se dio a conocer también el CIS- y a un año casi exacto para la celebración de las elecciones municipales y autonómicas.

Fuentes del PSPV explicaron ayer que la reunión sirvió para analizar la estrategia que mantendrá esta semana el grupo socialista en el Congreso durante el debate de las enmiendas a los Presupuestos Generales del Estado para 2018. Sánchez trasladó al dirigente de los socialistas valencianos y president de la Generalitat el apoyo del grupo parlamentario socialista a las reivindicaciones de más inversiones, suficiencia financiera para la Comunitat y un pacto del agua que contemple el trasvase Tajo-Segura.

Sánchez mostró el apoyo incondicional del grupo socialista en el Congreso a la denominada «agenda valenciana» y adelantó que los diputados del PSOE respaldarán las enmiendas presentadas por los parlamentarios socialistas de la Comunitat Valenciana en las que se pide un compromiso explícito para lograr una financiación justa.

Sandra Gómez conserva todos los apoyos para imponerse en las primarias para cartel electoral

Pero no fue el único asunto sobre la mesa de la reunión. El líder del PSOE y el secretario general del PSPV abordaron también las incógnitas que se mantienen respecto a algunos de los carteles electorales más destacados con los que el partido se presenta a los comicios de 2019. Entre esas incógnitas, la de quién optará por el PSPV a la alcaldía de Valencia. La líder del partido en la ciudad, Sandra Gómez, ha mostrado en diversas ocasiones su disposición a presentarse como candidata a la alcaldía. El nombre de Gómez, igual que el del portavoz de los socialistas en Les Corts, Manuel Mata, son los que más se han barajado -aunque no los únicos- como posibles aspirantes a ocupar el número uno de la lista socialista.

La encuesta publicada este pasado fin de semana por este diario anticipa, no obstante, que las opciones del PSPV de optar a la alcaldía se antojan remotas. Con un porcentaje de voto del 16,8%, que permitiría mejorar sólo en un concejal los pésimos resultados de 2015, los socialistas se mantendrían como cuarta fuerza política, por detrás de Compromís, Ciudadanos e incluso del PP -a pesar de que nueve de sus diez concejales están procesados por Taula-. La falta de pegada del partido en la ciudad preocupa en la dirección nacional y también en la federal del PSOE. La diferencia en intención de voto entre los socialistas de la ciudad y el PSPV a nivel autonómico supera los seis puntos a favor de Ximo Puig. Con un resultado en la capital equivalente a la media 'de País', los socialistas de la ciudad se convertirían en segunda fuerza política, a un punto y medio de Compromís.

Abordar la situación en la que se encuentran determinados municipios clave -Valencia ciudad representa algo más del 27% de la masa electoral de la provincia de Valencia- no implica, obviamente, que el proceso de primarias para elegir candidato a la alcaldía no vaya a seguir su curso. En el caso del cap i casal, Gómez, como secretaria general del partido en la ciudad, parece no sólo una clara aspirante a presentarse a ese proceso, sino también la opción con más números para lograr el triunfo -ya se impuso a Maite Girau en las primarias para elegir líder de la ciudad y conserva todo el apoyo de la FSP de UGT para imponerse en procesos de elección interna-. Gómez asumió en el verano de 2016 la condición de líder de los socialistas en el Ayuntamiento de Valencia, tras la marcha de Joan Calabuig. Y encabeza el partido en la ciudad desde que se impuso en las primarias orgánicas del pasado mes de febrero.

La reunión de Puig y Sánchez sirvió también para contribuir a recuperar cierta sintonía entre ambos líderes -la herida que dejó el comité federal que le costó el cargo a Sánchez nunca ha llegado a cerrarse, pero la relación entre ambos había mejorado- después de algunos desencuentros puntuales como la ausencia de Puig de la Escuela de Buen Gobierno organizada por Sánchez el pasado mes de marzo.

Las últimas encuestas publicadas -el CIS y la de este diario- sitúan el porcentaje de intención de voto del PSPV unas décimas por encima del del PSOE. Algunos cargos del socialismo valenciano han llegado a abanderar en los últimos meses la propuesta de un adelanto electoral, con la idea de no coincidir con las elecciones europeas y que la marca PSOE no restara a Blanquerías.

Fotos

Vídeos