Las reversiones sanitarias y más clases en valenciano no son una prioridad para los ciudadanos

El Hospital de La Ribera, centro cuya gestión se pretende revertir. / F. García
El Hospital de La Ribera, centro cuya gestión se pretende revertir. / F. García

El barómetro de la Generalitat revela que la primera preocupación para los habitantes de la Comunitat continúa siendo el desempleo

A. CERVELLERA

Valencia. Las prioridades de los partidos políticos que encabezan un determinado gobierno no siempre coinciden con las preferencias de los ciudadanos. Este es el caso del Consell que comparten PSPV y Compromis, que ha hecho de la reversión de los conciertos sanitarios y del modelo educativo plurilingüe dos de sus políticas estrella. Cuestiones que los ciudadanos no consideran que deberían ser una prioridad para las consellerias que encabezan la Carmen Montón y Vicent Marzà.

Así se refleja en el barómetro de 2017 que presentó ayer Julián López, director general de Análisis, acompañado de Ximo Puig, presidente de la Generalitat y Mónica Oltra, vicepresidenta del Consell, en el Palau de la Generalitat. El estudio de campo, que tiene una muestra de 2.016 personas, pregunta por las tres preferencias políticas de cada una de las consellerias. Según el informe, en el departamento de Sanidad las principales cuestiones deberían ser reducir las listas de espera (una de las tres prioridades para el 83,5%), contratar más profesionales sanitarios (65%) y reducir el coste de los medicamentos para los pacientes (48,2%). Revertir los conciertos sanitarios es la última de estos objetivos que aparece en la lista y sólo es una preferencia para el 16,8%. En la conselleria de Educación las prioridades que subrayan los ciudadanos son reducir las tasas universitarias (esencial para el 68,4%), contratar más profesores (62,6%) y aumentar la enseñanza en inglés (49,3%). En esta ocasión también aparece en el quinto y último puesto de la lista aumentar la enseñanza en valenciano, un punto que sólo un 14,4% de los encuestados indicó que es una prioridad.

Preguntado por esta cuestión, Puig destacó que los ciudadanos «tiene preocupación por el impacto y no por la gestión» y aseguró que estos datos también señalan que los valencianos no ven como un problema el uso del valenciano como quieren incentivar algunos partidos de la oposición. Por su parte, Oltra afirmó que la reversión sanitaria es un tema que afecta a «comarcas concretas» y aseguró que no es una prioridad porque esta encuesta cubre toda la población de la Comunitat.

El barómetro hace una lista general sobre los problemas más importantes para la autonomía. La mayor preocupación es, con diferencia, el desempleo: Dos de cada tres valencianos lo considera uno de los tres principales problemas. Una cuestión a la que le sigue la sanidad (prioridad para el 26,7%) y la corrupción, que ha disminuido casi a la mitad y sólo preocupa a un cuarto de la población. Destaca especialmente este dato ya que en la actualidad preocupa mucho menos a los valencianos esta lacra que al resto de España. En comparación con anteriores barómetros repunta levemente la preocupación por la sanidad y la educación mientras que cae con fuerza la corrupción y algo el desempleo. Una tendencia que, tal y como remarcó Julián López, muestra que estamos en un «escenario postcrisis» en el que se recuperan las preocupaciones tradicionales.

La financiación autonómica aparece en las posiciones más bajas de la tabla pero, pese a ello, en otra pregunta sí que se refleja que el 42,8% de los valencianos cree que el Consell está tratando de resolver los problemas de los valencianos pero se puntualiza que son necesarios más recursos. Unas cifras que el Ejecutivo consideró que hacen referencia a que es necesario un nuevo sistema de financiación.

Este no es el único dato beneficioso para el Consell, la encuesta también señala que hay una mejor percepción de la situación económica y política en la Comunitat que en el conjunto del Estado. Dos datos que para Puig demuestran que «ha vuelto la confianza y la honradez» a las instituciones valencianas. Además, desde el Gobierno autonómico también se quiso incidir en que, a diferencia de en la etapa del PP, se ha hecho público este barómetro desde el primer momento.

Más

Fotos

Vídeos