El PP recurre ante el juez porque la Diputación le niega las facturas de los contratos fragmentados

Rafa Company, director del MuVIM, y Xavier Rius, diputado de Cultura. / Damián Torres
Rafa Company, director del MuVIM, y Xavier Rius, diputado de Cultura. / Damián Torres

Los populares formulan un contencioso contra Rius y Rodríguez al considerar que la Intervención provincial evita facilitarles datos sobre las adjudicaciones a dedo

D. Burguera
D. BURGUERAValencia

El PP presentó el pasado jueves un contencioso administrativo contra la Diputación de Valencia y en las personas de su presidente, el socialista Jorge Rodríguez, y el diputado de Cultura, Xavier Rius (Compromís) por considerar que la negativa de facilitarles las facturas físicas relacionada con una serie de contratos supone la vulneración del derecho de recibir información sobre asuntos públicos. El recurso se presenta en nombre de Mari Carmen Contelles, la portavoz de los populares en la corporación provincial.

Contells recurre a los tribunales tras pasar el plazo para revisar las facturas de la adjudicación

En el recurso se explica que, una vez LAS PROVINCIAS desveló la curiosa forma en que el MuVIM contrató a una empresa el servicio de guías del museo, Contelles solicitó autorización para el acceso de los expedientes relativos a la adjudicación de los servicios de acompañamiento de los visitantes a la exposición permanente del MuVIM. A partir de ese momento, la Diputación calla; sin embargo, el silencio administrativo se entiende como positivo, con lo cual, una vez pasaron los plazos tras los que el PP podía reclamar la documentación, los populares acudieron al MuVIM donde el director, Rafa Company, les hizo entrega de una copia de la documentación que custodia el museo, si bien parte de los expedientes se entregan al día siguiente, el pasado miércoles 24 de enero. Company les entrega un listado de recibos vinculados con los pagos realizado a la empresa y a sus administradores, a la sazón familiares directos de un asesor del propio Rius durante uno de los periodos en los que fueron contratados. Sin embargo, desde el museo se les indica que no disponen de las facturas reales, porque están en dependencias de Intervención General del ente provincial, siempre según el contencioso presentado y al que ha tenido acceso este periódico.

Los populares acuden al museo, que les facilita un listado de recibos, pero sin las facturas reales

De este modo, el jueves, los populares se personaron en las oficinas de los interventores. En el documento presentado ante los juzgados se indica que al pedir las facturas se les niega esa documentación porque Intervención no tiene constancia de las solicitudes para comprobar la tramitación, presentadas por el PP dos semanas antes, ni han recibido instrucciones para facilitarle esas facturas al equipo de Contelles, que insiste y se le reitera la negativa (de palabra) y también se rechaza una constancia por escrito de esa negativa de acceso a la documentación solicitada. La oposición ha llevado ante los tribunales esta opacidad, mientras que el diputado Roberto Jaramillo, responsable de Transparencia en la Diputación de Valencia, mira hacia otro lado. Este periódico ha intentado conocer la opinión del podemista Jaramillo en relación a la tramitación de estos contratos, si bien el diputado ha preferido no hacer declaraciones.

Plus no explica por qué contrató a una empresa y luego al administrador de la misma firma

El pasado 15 de enero, Rodríguez admitió su malestar por el modo en que el diputado de Cultura, Xavier Rius, ha manejado todo lo referente a los contratos del servicio de guías. «Es una historia que viene de lejos, pero la tramitación actual no me agrada», admitió el presidente de la Diputación. La apostilla de que el método de contratar a dedo no es más que un modo de continuar con el modus operandi en tiempos del PP también fue empleado por el propio Rius cuando esta semana se le preguntó por la situación. De hecho, ni el diputado de Compromís ni su propio grupo en el ente provincial han sido capaces de explicar por qué se contrató en 2015, 2016 y 2017, a una empresa y, posteriormente, a su administrador.

Además, el adjudicatario es hermano de Juan Manuel Ramón, actualmente teniente alcalde de Paterna por Compromís, pero que durante un año fue asesor de Rius mientras el MuVIM otorgaba contratos menores (de menos de 18.000 euros, que se libran sin obligación de pedir otros presupuestos ni de convocar concursos públicos) a su hermano y a la empresa de su hermano alternativamente y sin interrupción. Los hechos podrían suponer un modo de fragmentar los contratos por un mismo servicio adjudicándolos correlativamente a una empresa, Somnis, y a su administrador. En los expedientes de contratación no se hacía mención alguna a la relación entre la primera adjudicataria y el segundo, que era su administrador solidario junto a su mujer, cuñada del asesor de Rius y que también cobró varias facturas a título personal.

Rodríguez llegó a anunciar que ha pedido explicaciones a Rius y que le había reclamado un informe de Intervención que esperaba recibir la semana pasada. El diputado de Cultura le desmintió. El también portavoz de Compromís en la Diputación aseguró que el presidente no le ha pedido nada de nada, ni de palabra ni por escrito. Según fuentes del PP, Contelles tenía pensado pedir una copia de ese informe que Rodríguez asegura haber pedido y Rius niega. Por si acaso, y mientras se aclara quién de los dos mintió, la portavoz de los populares ha presentado en los juzgados el recurso contencioso alegando que no se le quieren facilitar las facturas de la contratación.

Fotos

Vídeos