El PP reclama a Bravo que el valenciano no sea requisito para poder ser funcionario

La consellera de Justicia, Gabriela Bravo. / IRENE MARSILLA
La consellera de Justicia, Gabriela Bravo. / IRENE MARSILLA

Ferrer San-Segundo sostiene que a los populares les preocupa que la inmersión en Educación se extienda a la Ley de la Función Pública

F. RICÓS

valencia. Lo reconoce la autora de la proposición, María José Ferrer Sam-Segundo, portavoz de Justicia del PP en Les Corts: se trata de poner la venda antes que la herida. La diputada popular presentó ayer una iniciativa parlamentaria para que el conocimiento del idioma valenciano no sea un requisito para ser funcionario. «Responde a la obstinación del Consell del Botànic por seguir paso a paso la hoja de ruta de la imposición e inmersión programada en Educación y en otros ámbitos tanto públicos como privados», declaró ayer en Les Corts.

La parlamentaria recordó que ya recurrió el decreto de usos lingüísticos ante el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana «y nos preocupa mucho esta deriva en la próxima Ley de Función Pública que va a entrar en Les Corts».

María José Ferrer teme que esa reforma de la Ley de Función Pública incluya el requisito lingüístico que impida, por ejemplo, que se incorporen buenos médicos que no hablen castellano o buenosprofesores, que suceda como está pasando en la actualidad en las Islas Baleares. Aunque, al parecer, no es este el caso de la Sanidad valenciana, que ofrece un periodo de dos años a las nuevas incorporaciones a la Administración para aprender valenciano. «El valenciano debe ser un mérito, no una barrera impeditiva para acceder al empleo público», indicó

«El valenciano debe ser un mérito, no una barrera impeditiva para acceder al empleo público», dice el PP

La popular aseguró que su grupo quiere que la Cámara se pronuncie «porque la consellera Bravo ha cedido a las exigencias de Compromís y el presidente Puig lo ha alentado y consentido porque los que ya tenemos una edad sabemos que Puig es de los nacionalistas del PSPV». La diputada del PP insistió en que el suyo es «el único partido que está actuando ante los tribunales para la defensa de la legalidad, al contrario que otros que se quedan únicamente en las palabras», dijo en una referencia velada a Ciudadanos.

«Una legislación autonómica que introduzca el reconocimiento de la lengua cooficial como barrera para el acceso o la promoción en la función pública supone una clara discriminación, infracción estatutaria y de otras normas, así como vulneración de los principios selectivos, tanto de acceso como de promoción». recordó.

María José Ferrer aseguró que en la propuesta presentada por los populares se pide a Les Corts que inste al Consell «a respetar que la lengua valenciana no puede ser un requisito excluyente y barrera impeditiva para acceder al empleo público, concursar o promocionar mediante pruebas selectivas, y sí un mérito, salvo en los casos en que lo exijan los requerimientos de las concretas funciones a desarrollar».

Asimismo, la diputada explicó que también se insta a garantizar y respetar en el acceso, concursos y promoción, para toda la Función Pública autonómica, los principios de mérito, acceso y capacidad establecidos en la Constitución» y las leyes que regulan el empleo público.

Así, se pide que no se lleve a cabo ninguna modificación legislativa «que exija el requisito lingüístico como obligatorio, excluyente, limitativo o condicionante, sin perjuicio de su valoración como mérito, respecto de todos los puestos de empleo público, salvo los casos de exigencia justificada por la función a desempeñar».

La diputada entiende que hay que garantizar que haya empleados públicos suficientes como para para atender a los ciudadanos que opten legítimamente a que sus relaciones con la Administración sean en valenciano, «que como no son el 100% no requieren un 100% de empleados públicos valencianohablantes».

Fotos

Vídeos