Las razones de la abstención de la CUP

Miembros de la CUP acuden al Parlamento de Cataluña. / Afp

«Rechazamos el simbolismo republicano en la legalidad autonomista. No podemos asumir vuestro proyecto político», argumenta en el pleno el portavoz anticapitalista Carles Riera

Javier Bragado
JAVIER BRAGADOMadrid

La decisión de la CUP de abstenerse en la primera votación para la elección del presidente de la Generalitat con Jordi Turull de candidato se fraguó en una discusión interna al hilo de un estudio planteado por la formación. Entre sus bazas principales para no apoyar al político de Junts Per Catalunya (JxCat), las principales son la cercanía con Artur Mas y la tendencia a suavizar las reclamaciones del bloque soberanista. «La propuesta de programa del Gobierno de JxCat y ERC no avanza en la construcción de medidas republicanas ni sociales, no responde a los derechos y necesidades de la clase trabajadora y resta a las clases populares», avisó en un comunicado la organización anticapitalista poco antes de la votación.

Aunque la decisión se hizo pública minutos antes del comienzo del pleno, se trata de una determinación apuntada desde un mes antes en las reuniones internas de la CUP y con sus socios del bloque capitalista. «Los avances son escasos», avisó el diputado Carlos Riera en TV3 antes de acceder al Parlamento. De nada sirvieron las últimas reuniones con el bloque de JxCat y ERC, quienes ofrecieron investir a Jordi Turull este jueves y plantear dentro de un mes una cuestión de confianza para que los 'cupaires' pudieran decidir si mantienen el aval al candidato o se lo retiran.

«Si hubiera sido Puigdemont, la CUP habría votado en pleno cuatro 'síes'» Carles Riera

Tras esas reuniones, el cabeza de lista de la CUP en las elecciones del 21-D, Carles Riera, fue crítico con la convocatoria de un proceso «con tanta precipitación». «Si en esta reunión (la del jueves antes del pleno) llegamos a un acuerdo nítidamente republicano y tenemos una decisión de no seguir reculando ante el avance de la represión y la imposición de los tribunales, será más fácil que el consejo político pueda modificar la decisión», avisó en la televisión autonómica. «Nuestro presidente es Carles Puigdemont. Si hubiera sido Puigdemont, la CUP habría votado en pleno cuatro 'síes'. Votaremos un sí si hay un presidente republicano», aseguró en TV3 con el recuerdo reciente de la reunión del exalcalde de Gerona con la exdiputada de la CUP Anna Gabriel. Finalmente, Riera dio por finalizada la relación con su mensaje final en el pleno: «Rechazamos el simbolismo republicano en la legalidad autonomista. No podemos asumir vuestro proyecto político».

El último ingrediente es un informe de 'cupaires' conocido este jueves que señala más argumentos en contra del apoyo a Turull. Según ese documento interno de la organización, la propuesta que les han hecho llegar Junts per Catalunya (JxCat) y ERC, es la misma que ya vieron «insuficiente» y de tics «autonomistas» en el pasado, como ya observaron en el discurso de Turull en el parlamento catalán al evitar incluso emplear la palabra «república». Los anticapitalistas no quieren seguir de la mano de una Mesa y del Parlament con mayoría soberanista porque el único compromiso adoptado con sus antiguos socios de Gobierno es celebrar una «multiconsulta» que debería concluir el proceso constituyente en el año 2022, pero con la precaución de que la legislatura terminaría en 2021. «Ni la Mesa ni los grupos parlamentarios de JxCat y ERC han mostrado voluntad de ruptura, hecho que sería un factor de desmovilización que no supondría una estrategia de desobediencia institucional», argumentan los partidarios de la república catalana.

«No ha hecho ningún movimiento en relación a retractarse del caso 3% de Convergència» Documento interno de la CUP

«Jordi Turull pertenece orgánicamente al PDECat (que mantiene la línea política de Marta Pascal), «partícipe del ciclo de recortes del Govern de Artur Mas», recuerdan en el informe y denuncian que «no ha hecho ningún movimiento en relación a retractarse del caso 3% de Convergència». En cuanto al programa, indican que sus socios de Gobierno se han negado a su proyecto de una Banca Pública y de rebajar las tasas universitarias. Las mejoras en el sistema de vivienda social planteadas por JxCat y ERC no son suficientes para los capitalistas.

Los posibles motivos para el apoyo a Turull que se citan en el informe son menos y se basan principalmente en apoyar a los procesados tras la consulta ilegal del 1 de octubre para la independencia. «Convierten su investidura en un mensaje de continuidad con el 1-O», señalan sobre el desafío que sería que un presidente electo del Parlament acudiera a los juzgados.

Reacciones

La decisión de la CUP de abstenerse en la investidura de Jordi Turull ha generado malestar en el grupo parlamentario de JxCat, algunos de cuyos diputados han expresado reproches a través de las redes sociales. Desde Twitter, el diputado de JxCat Francesc de Dalmases señaló: «Hasta que no lo escuche en el hemiciclo, no me creeré que ante la represión creciente y sádica del Estado no seamos capaces de hacer valer toda la fuerza y la determinación de la mayoría independentista para la república». El anterior presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, habló antes de conocerse que la investidura de Jordi Turull en el Parlamento catalán fracasó por la falta de apoyo de la CUP y apeló «al sentido de responsabilidad de todos los actores» en referencia a los anticapitalistas.

Sergi Sabrià, portavoz de ERC en el pleno, ha apelado a un cambio de la CUP antesde la votación con una llamada a la unidad independentista y «al espíritu colectivo del 1-O», pero también del 3 de octubre, día en que la huelga general se asoció con las reivindicaciones soberanistas.

«Estamos otra vez como hace dos años, el futuro de Cataluña lo decide la CUP» Inés Arrimadas

La mayor crítica procedió, curiosamente, desde la oposición. «Estamos otra vez como hace dos años, el futuro de Cataluña lo decide la CUP», que es «una fuerza antisistema con cuatro diputados» en el Parlament, y eso es «un despropósito», explicó Inés Arrimadas, portavoz de Ciudadanos en Cataluña.

Más información

Fotos

Vídeos