Rajoy ridiculiza a Mulet

Mulet, ayer, durante la intervención de Rajoy contestándole en el Senado. /  EFE/Kiko Huesca
Mulet, ayer, durante la intervención de Rajoy contestándole en el Senado. / EFE/Kiko Huesca

El jefe del Gobierno ironiza con la falta de ideas sobre la financiación del parlamentario a quien Pío García acabó retirando la palabra El senador de Compromís trató de reventar la intervención del presidente

S. P. MADRID/VALENCIA.

Mariano Rajoy, presidente del Gobierno, echó mano de su experiencia parlamentaria para ridiculizar en su contestación al senador de Compromís Carles Mulet, que había tratado de reventar la intervención del jefe del Ejecutivo en el Senado a una pregunta suya sobre la reforma de la financiación. El nacionalista aprovechó su tiempo de exposición para enumerar casos de corrupción del PP en la Comunitat Valenciana. La máxima autoridad de la Cámara Alta, Pío García Escudero, retiró la palabra a Mulet después de llamarle al orden en tres ocasiones por no ajustar su intervención a la pregunta.

Rajoy, en su contestación, ironizó sobre la falta de propuestas del senador de Compromís. «Le agradezco las ideas que ha aportado, sus propuestas sobre modelo de financiación denotan un conocimiento notable», se mofó entre las risas de la bancada popular. El presidente acusó a Mulet de no actuar en interés de los valencianos.

Rajoy afirmó que tiene «el máximo interés» en alcanzar un acuerdo político para abordar la reforma del sistema de financiación autonómica. «Tengo el máximo interés en que haya acuerdo. Lo mejor es que lleguemos a un consenso», indicó. El presidente declaró que el nuevo sistema de financiación se regirá por el principio de solidaridad, equidad, suficiencia y responsabilidad fiscal e indicó que el origen de la infrafinanciación está en la crisis económica porque «perdimos 72.000 millones de ingresos en dos años».

Carles Mulet perdió la palabra tras consumir la mitad de su turno de pregunta a Rajoy después de ser llamado al orden tres veces por el presidente del Senado, Pío García-Escudero. El senador dijo que la Comunitat Valenciana era «rica hasta que su gente la saqueó». «Para usted, el presidiario Carlos Fabra era un político ejemplar», recriminó, momento en el que García-Escudero le advirtió. Pero Mulet prosiguió. Recordó palabras de Rajoy hacia dirigentes como Alfonso Rus o Francisco Camps, momento en el que recibió la segunda llamada al orden, para ser finalmente privado del turno de palabra cuando aseguró que los valencianos, al contrario que el PP, «no defraudan a Hacienda, ni cuentan billetes con mordidas, ni roban dinero de ayudas humanitarias».

Durante la replica del presidente, el senador de Compromís mostró una pancarta en la que se veían las anotaciones del cuaderno del extesorero popular Luis Bárcenas. Luego, abandonó la sesión.

Fotos

Vídeos