Rajoy: «Nadie podrá decir que hemos aceptado el chantaje en Cataluña»

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. / EFE

El presidente del Gobierno insta a los independentistas a buscar un candidato de la Generalitat que «cumpla la ley»

CECILIA CUERDOSevilla

El presidente del Gobierno Mariano Rajoy ha defendido este domingo por la mañana que su partido ha adoptado decisiones difíciles en relación al debate soberanista en Cataluña, que algunos no pensaban que tomarían y que incluso ha tenido coste electoral para el PP catalán, pero ha presumido de que "nadie podrá decir que hemos aceptado el chantaje en Cataluña, lo decimos nosotros pero también el propio Puigdemont", ha señalado en alusión a los recientes mensajes pillados al expresidente de la Generalitat.

El líder del PP se ha referido de nuevo a la necesidad de que los independentistas busquen un nuevo candidato a la generalitat para resolver "la situación que han generado en Cataluña. Un candidato que, a su juicio, deberá "ver las cosas de otra manera y que cumpla la ley". Alguien "que diga: soy un gobernante y por eso voy a cumplir la Ley, porque es mi obligación y es lo propio de países democráticos, civilizados y avanzados, como es España".

Más información

En este sentido, Rajoy ha subrayado que los últimos acontecimientos vividos en Cataluña han dejado claro "que la Constitución tiene instrumentos para defenderse de aquellos que van contra su esencia, y también que hay un Gobierno dispuesto a utilizar estos instrumentos". Así, ha aludido a quienes "creían que el Gobierno no iba a tomar las decisiones que luego ha tomado", pero "se confundieron" porque "no se puede jugar con la unidad de España, ni con la soberanía nacional, ni con el derecho que tienen todos los españoles a decidir lo que quieren que sea país".

Prisión permanente revisable

El presidente del Gobierno se pronunciaba así en un acto sectorial en Córdoba a favor de mantener la prisión permanente revisable. El líder del PP ha utilizado de nuevo este asunto como forma de marcar distancias respecto a Ciudadanos, a quien se ha referido como un partido de "nuevos o aficionados" que está siempre en una "revisión permanente de sus posiciones". Por el contrario, Rajoy ha dicho que el PP es el "partido original del centro derecha, no un grupo de originalidades", y resaltado su abultada experiencia en el gobierno, presentando a la formación como el partido de "las cosas que funcionan" y que mejor entiende al país y conecta generaciones, territorios y personas". Así, ha contrapuesto la "indecisión" de los de Albert Rivera, reprochando que "quienes no tienen las ideas claras ni principios firmes" pueden traer "consecuencias peligrosas para los españoles".

Durante el acto, en el que ha estado acompañado de varios ministros y miembros de su partido, Rajoy ha defendido la prisión permanente revisable como una petición de "una amplia mayoría de la sociedad española", recordando además que se aplica en otros países de nuestro entorno desde hace años. Así, ha asegurado no solo que darán batalla para no derogarla, como pretenden otras formaciones, sino que incluso entre sus planes pasa aumentar el número de supuestos en los que se podría aplicar. Ha sido el ministro de Justicia, Rafael Catalá, quien ha adelantado ante familiares de víctimas como el padre de Marta del Castillo o los progenitores de Sandra Palo que el próximo viernes el Consejo de Ministros aprobará un decreto ley sobre este tema, que incluiría como nuevos delitos aquellos en asesinatos en los que se intenta ocultar el cadáver de una persona asesinada o no colaborar en su hallazgo; el secuestro que acabe en asesinato, o los incendios a sabiendas de que se pone en peligro la vida de personas o se emplean determinados usos de elementos químicos o nucleares.

Fotos

Vídeos