Rajoy frena los congresos del PP y pide que se busquen ya candidatos electorales

Isabel Bonig y Mariano Rajoy, el sábado en Valencia.
Isabel Bonig y Mariano Rajoy, el sábado en Valencia. / jesús signes

La orden provoca que la gestora provincial de Valencia prolongue su mandato y que se aplacen las asambleas locales del partido

F. M.

Valencia. Mariano Rajoy aprovechó ayer la reunión de la Junta Directiva Nacional del PP para enviar un mensaje a su partido que, en el caso de los populares de la Comunitat, tiene unas consecuencias evidentes: No es el momento de celebrar congresos para renovar las direcciones del partido, y sí de ponerse manos a la obra, a la búsqueda de candidatos electorales. A los efectos del PP valenciano, la reflexión implica que la gestora que dirige el partido en la provincia de Valencia no convocará congreso. Y que los cónclaves a nivel local tampoco se producirán para evitar eventuales fricciones. La prioridad son las elecciones.

Rajoy pidió textualmente «la máxima dedicación y el máximo esfuerzo, particularmente a las direcciones del partido en las estructuras regionales y provinciales» para «que se empiece a pensar desde ya en las candidaturas y en los candidatos con los que tenemos que presentarnos a las próximas elecciones». Por al partido a buscar candidatos implica, obviamente, no distraerlo con otro tipo de procesos como pueden ser los de carácter orgánico. En el caso de Valencia, tanto la dirección provincial como la del partido en la ciudad se encuentran sustituidas por gestoras que los dirigen de forma provisional. Una orden como la explicitada ayer por Rajoy implica que esas direcciones provisionales prolongarán su vigencia hasta después de la convocatoria electoral de 2019.

La dirección del PP valenciano ya contaba con esa premisa. Tras la visita de Rajoy el pasado fin de semana para participar en la Interparlamentaria popular, las conversaciones con la cúpula de la calle Génova dejaron claro que la celebración de los congresos del partido no ocupaban, ahora mismo, ninguna de las principales prioridades del partido. Con un mes de octubre tan intenso como el que marca el calendario, especialmente por el desafio independentista, distraer al partido con debates internos no tendría sentido. Rajoy recordó ayer que a lo largo de los seis primeros meses del año se han celebrado los congresos regionales y provinciales. «Ahora iniciamos una nueva etapa con una fecha en el horizonte, mayo del año 2019, cuando tendrán lugar las elecciones municipales en toda España, las elecciones autonómicas en casi todas las comunidades autónomas y, además, las elecciones europeas. Ese es el objetivo de este partido como partido y a él debemos aplicarnos desde ya», insistió.

Que la gestora que dirige el partido en la provincia de Valencia, y que encabeza Rubén Moreno, prolongue su vigencia implica que el congreso provincial no tendrá lugar «tan pronto como acabe el verano», como se planteó desde la dirección que encabezó en su día Vicente Betoret.

Anteponer la designación de carteles electorales para las municipales, y la propia celebración de esos comicios, supone que, en el caso de conquistar la Diputación, la designación del presidente provincial se produciría tras conocerse quién ocupa ese cargo -con la posición de fuerza que esa circunstancia le daría al elegido (una decisión de la calle Génova)-. Ocurriría lo mismo en el caso de la ciudad de Valencia, así como en el resto de candidaturas locales del PP.

Fotos

Vídeos