Rajoy avisa a Puig: «No habrá nuevo modelo de financiación si no hay acuerdo con el PSOE»

Mariano Rajoy, a su llegada a la Interparlamentaria del PP en Alboraya./Jesús Signes
Mariano Rajoy, a su llegada a la Interparlamentaria del PP en Alboraya. / Jesús Signes

El presidente del Gobierno aconseja al jefe del Palau a que se olvide de manifestaciones y negocie

A. Rallo
A. RALLOValencia

Mariano Rajoy ha llegado a Valencia para la clausura de la Interparlamentaria popular. Con retraso, algo habitual en este tipo de eventos, se ha subido al escenario del restaurante donde se celebra el acto, junto a la playa de Alboraia. La cita supone el inicio del arranque político, que estará marcado por el referéndum en Cataluña. El presidente ha enumerado cinco asuntos. El primero ha sido el desafío del terrorismo. El segundo, el golpe a la democracia del gobierno catalán que pretende volar la ley. También ha comentado los esfuerzos por superar la crisis y la necesidad de continuar en esa línea. Y la situación de la Comunitat.

Respecto a esta última cuestión, Rajoy ha adelantado inversiones de 2.000 millones de euros en inversiones en infraestructuras. La próxima semana se licitarán estudios del eje pasante de Valencia y un tramo de alta velocidad entre Valencia y Castellón. El tema clave ha sido, sin duda, la financiación. "El nuevo modelo no se aprobará sino hay acuerdo con el PSOE. Invito a Puig a que antes de organizar manifestaciones, que negocie. Yo no voy a hacer lo que ellos hicieron en 2009". Se trataba de asumir responsabilidades, ha precisado.

Más información

Respecto al terrorismo yihadista, ha indicado que lo principal son las víctimas y hay que estar con ellas. Ha reclamado unidad contra el terror. "Los españoles vencieron al terrorismo (etarra)", ha recordado. Y aquello se consiguió con la unidad, cooperación policial, legislación adecuada, cortando sus vías de financiación y con el apoyo a las víctimas, según ha detallado el presidente. Ha anunciado una reunión del G6 en España, con los ministros del Interior. "Este es el problema más importante que hay hoy en el mundo", ha concluido.

El presidente ha abordado también el desafío catalán. En la manifestación, "una minoría enfatizada" estuvo a lo suyo, en referencia a los abucheos. "El Gobierno catalán parece secuestrado por los extremistas", ha analizado. "Yo no voy a abdicar de mi obligación de gobernar. Vamos a preservar la unidad de España y el respeto a la Constitución. Nadie liquidará la democracia", ha adelantado. No ha dudado en mandar un mensaje a los dirigentes catalanes: "Que recuperen la cordura y vuelvan al diálogo".

Fotos

Vídeos