Rafa García: «A nivel órganico el PSPV está parado»

El alcalde de Burjassot presenta su proyecto con el respaldo de la militancia y con la idea de continuar el proceso iniciado en Madrid

A. CERVELLERA valencia.

Ximo Puig, presidente de la Generalitat y secretario general del PSPV, no revalidará su liderazgo al frente del partido fácilmente. Rafa García, alcalde de Burjassot, también competirá por dirigir a los socialistas valencianos.

García, que presentó ayer su candidatura, defendió que es necesario despertar al PSPV, ya que considera que ha permanecido «dormido» y «parado» a nivel orgánico durante estos dos años en los que los socialistas han centrado su labor en la Generalitat. El alcalde de Burjassot se presenta como el candidato de la militancia y entre sus apoyos insitutcionales tan sólo destaca el de la diputada Mercedes Caballero. Una militancia presente en el lema de campaña (La fuerza de la militancia) y que ayer no dudó en acercarse para respaldarle masivamente. Además, el alcalde señaló que las bases estarán muy presentes en el proyecto que lidera y que participarán en la redacción de los documentos políticos que se darán a conocer en los próximos días. Para García «lo que se ha inciado en Madrid» debe continuar en la Comunitat y apuesta por un proyecto más participativo que no se acostumbre a tomar decisiones sin tener en cuenta a la militancia, una práctica que considera que se ha extendido en el PSPV.

El precandidato a la secretaría general negó que este proyecto alternativo a Puig debilite al jefe del Consell y apostó por una bicefalia por la cual el presidente de la Generalitat centre su labor en el Ejecutivo y no tenga que estar al tanto de las decisiones del partido. García subrayó que la decisión de presentarse a dirigir la formación la tomó «solo». Pese a ello, la candidatura cuenta con el visto bueno de Pedro Sánchez, con quien aseguró que ha tenido contacto estos días, y de José Luis Ábalos, secretario de organización de la nueva ejecutiva federal.

García, que insistió en que no tiene pensado dejar la alcaldía de Burjassot por el momento, abrió la puerta a un posible acuerdo con la candidatura de Puig. Aunque quiso destacar que nunca pasaría por que el actual secretario general se mantuviese en el cargo. El precandidato también arremetió contra la actual cúpula del partido por haber organizado «un congreso con muchísima precipitación», que ha obligado a presentar las candidaturas tan sólo un día después de que finalizara el cónclave federal. El siguiente paso será la recogida de abales, un proceso en el que los aspirantes deberán recabar el apoyo de alrededor de 1.700 militantes (10% del censo) y que tendrá lugar entre el 21 de junio y el 2 de junio. Las primarias serán el próximo 16 de julio, mientras que el congreso autonómico será el último fin de semana del mismo mes.

Fotos

Vídeos