Rafa García denuncia la presión de altos cargos del Consell a favor de Puig

Rafa García, candidato a liderar el PSPV.
Rafa García, candidato a liderar el PSPV. / JESÚS SIGNES

Presenta una queja ante el comité de garantías por las protestas de alcaldes del PSPV, amenazados para que voten al presidente

F. M.

valencia. La carrera de las primarias en el socialismo valenciano subió ayer varios grados de temperatura. La candidatura a la secretaría general del PSPV del alcalde de Burjassot, Rafa García, formalizó la presentación de una queja ante el comité de derechos y garantías del partido y ante el comité organizador del congreso para denunciar que altos cargos socialistas del Consell estarían utilizando su responsabilidad para presionar a alcaldes y militantes del partido con el objeto de que apoyen a Ximo Puig en la votación del día 16.

Salvador Soler, representante de esta candidatura, solicitó de forma oficial que se requiera a los altos cargos del Consell, «una clara diferenciación entre la gestión de sus respectivas áreas de responsabilidad autonómica y el proceso interno del PSPV-PSOE». «El proceso de primarias es una oportunidad para dar ejemplo de democracia interna, por lo que es necesario que exista una diferenciación entre cargo público y orgánico; una situación que, a juicio de esta candidatura, no se ha producido hasta el momento y que debe modificarse para garantizar la igualdad de oportunidades en este proceso y preservar la credibilidad de la Generalitat», destacó, informa Efe.

Para la candidatura que encabeza Rafa García, el uso de la condición de alto cargo del Consell para la defensa de una candidatura podría suponer una vulneración del principio de igualdad de oportunidades que debe regir este proceso. Por ese motivo, ha solicitado que, «en la línea de las directrices establecidas por el Congreso Federal sobre las garantías de imparcialidad de los cargos orgánicos en un proceso de primarias, se aplique también ese principio ético a los altos cargos de la Generalitat».

Denuncias de alcaldes

La implicación de miembros del Gobierno valenciano en la campaña de primarias del PSPV se ha hecho evidente tanto en imágenes -las conselleras de Sanidad e Infraestructuras, Carmen Montón y María José Salvador se han retratado en diversos actos de campaña de Puig- como en las redes sociales, donde miembros del segundo escalón de la administración autonómica participan de forma activa en la defensa de la candidatura del jefe del Consell. A algunos de ellos se les han atribuido presiones, en forma de amenaza de no repetir en las candidaturas o de recorte de inversiones, si no apoyan al presidente.

Un alcalde socialista, el de Benagéber, Rafael Darijo, retrató en una red social este tipo de situaciones. El texto hacía referencia a «la campaña de presión a la que se está sometiendo a alcaldes, concejales y militantes del PSPV», y denunciaba que los socialistas valencianos carecen de organización desde hace más de tres años. «Si por apoyar a Rafa García me van a quitar de las próximas listas, que suban ellos a los pueblos del interior y las hagan», señalaba. «Si por eso me van a dar menos subvención para los vecinos de mi pueblo, realmente qué mal estamos», añadía. Darijo rechaza un modelo de partido, para el PSPV, «que no funciona».

Por otra parte, el exnúmero tres del PSPV y coordinador del equipo de primarias de Ximo Puig, José Manuel Orengo, aprovechó otra red social para referirse a la visita hoy a Valencia del exalcalde de San Sebastián, Odón Elorza, para participar en un acto de apoyo a García. «Me importa un 'Odón' que vengan a apoyar a Rafa desde Madrid. Entérense. Al secretario general del Pais Valenciano lo elegimos los y las militantes socialistas de aquí». Las palabras del estrecho colaborador de Puig provocaron la indignación en la candidatura de García.

Fotos

Vídeos