Puig y Ribó miran hacia otro lado ante las causas judiciales

Puig y Ribó miran hacia otro lado ante las causas judiciales

El PP cree que Echávarri sigue al frente de Alicante por la poca autoridad del presidente mientras que al alcalde de Valencia le pide que no proteja a Fuset

I. DOMINGO

valencia. Ya es casualidad que ayer, en el balcón del Ayuntamiento de Valencia, coincidiesen el presidente de la Generalitat y líder orgánico de Echávarri, Ximo Puig, y el alcalde de Valencia, Joan Ribó con Pere Fuset, edil de Cultura Festiva, que junto al alcalde socialista alicantino están poniendo en un aprieto a Compromís y PSPV.

«He dicho todo lo que tenía que decir. Se actuará de acuerdo con los pasos que vayan dándose por parte de la justicia y pensando en el interés general de Alicante. El PP no tiene ninguna autoridad para hablar porque los dos últimos alcaldes de Alicante están acusados directamente de robar, de corrupción, que no es el caso actual. Nosotros hemos puesto nuestras líneas rojas donde las hemos puesto y vamos asumir las consecuencias. Esta comunidad necesita regenerarse, eso es lo importante y lo hemos conseguido. Ahora la corrupción ya no es la preocupación más importante de los valencianos, pero evidentemente no puede darse ningún paso atrás en la transparencia. En este caso tienen que ser los alicantinos los que deban resolver desde su autonomía esta cuestión», indicó Puig.

Ribó, por su parte, se limitó a lo obvio respecto al futuro de Fuset: «Es una información de un medio de comunicación determinado. No ha llegado ninguna comunicación oficial. Esperaremos. En este momento, ni el Ayuntamiento ni el edil presuntamente implicado tienen información. Debemos sabemos de qué estamos hablando», señaló Ribó sobre la imputación adelantada por LAS PROVINCIAS.

Desde el PP, la vicesecretaria regional de la Comunitat, Elena Bastidas, señaló que el «enrocamiento» del alcalde de Alicante demuestra que Ximo Puig, «no pinta nada ni en la Comunitat ni en Madrid». Bastidas se preguntó «qué es lo que sabrá Echávarri de Puig y del PSPV, qué es lo que esconderá, porque es muy sospechoso que entre todos no solo lo tapen, sino que lo protejan».

El presidente de la gestora de los populares en Valencia, Luis Santamaría, determinó que «ya es hora» de que la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra y el alcalde Joan Ribó, «dejen de tapar con su manto protector al fraccionador Fuset». Santamaría reclamó a Oltra «menos platós y más explicaciones» para «romper su silencio» en torno a «uno de los cargos de Compromís más salpicados por su gestión. Fuset y Oltra son las dos caras de la misma moneda».

Fotos

Vídeos