Puig y Podemos chocan por el nuevo modelo económico del Consell

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y los consellers Soler y Montón, ayer en Les Corts. / jesús signes
El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y los consellers Soler y Montón, ayer en Les Corts. / jesús signes

El partido morado reprocha al presidente de la Generalitat que permita inversiones que considera incompatibles con el Pacto del Botánico

A. CERVELLERA VALENCIA.

Los últimos días no han sido el mejor ejemplo para evidenciar la unidad de los partidos que firmaron el Pacto del Botánico para desbancar al PP del Consell, PSPV, Compromís y Podemos. Si el miércoles una votación sobre las ayudas a la patronal y sindicatos partió en dos al tripartito valenciano ayer las diferencias se plasmaron en la sesión de control al presidente Ximo Puig, donde el jefe del Consell se enzarzó con Podemos en el debate sobre el nuevo modelo económico del Ejecutivo.

Les Corts vivía ayer un clima de precampaña y el partido morado buscó marcar espacio sobre un tema que considera prioritario. Antonio Estañ, secretario general de Podemos y portavoz en Les Corts, preguntó a Puig sobre Puerto Mediterráneo, el proyecto de un macrocentro de ocio que iba a ser ubicado en Paterna que fue denegado y al que ahora el Consell ha vuelto a abrir la puerta tras modificarse.

El presidente de la Generalitat defendió que el plan ahora sí se ajusta a la legalidad y es sostenible. Puig recordó que la «prioridad» del Ejecutivo es la creación de empleo y recalcó que una inversión de estas características ofrecerá un trabajo a cientos de personas, tanto de forma directa como indirecta. El líder socialista destacó que un nuevo modelo económico «no se puede hacer mediante un decreto ley» y justificó el visto bueno a Puerto Mediterráneo con el argumento de que «este Consell siempre estará abierto a las inversiones» legales y sostenibles. «Si es así, tendrá los beneplácitos de un gobierno que garantiza la seguridad jurídica y si no es así, no los tendrá, como no los ha tenido hasta este momento» afirmó Puig. El presidente de la Generalitat recordó que el proyecto Puerto Mediterráneo fue rechazado ante los informes negativos que existían y lo que ahora se abre es «un nuevo plazo para un nuevo proyecto», ya que la empresa ha mostrado su voluntad de presentar una nueva memoria.

Compromís está dividido entre los partidarios de un proyecto actualizado y los que rechazan la inversión Estañ vaticina que el nuevo modelo saldrá adelante con el apoyo del PP y el voto en contra de Podemos

Las explicaciones del jefe del Consell no terminaron de convencer a Podemos, que realizó una dura réplica a las palabras de Puig. Estañ incidió en que «no es suficiente con cumplir la legalidad» para respaldar un proyecto que estas características que consideró que es incompatible con el Acuerdo del Botánico, que apuesta por un «desarrollo innovador articulado sobre el principio de sostenibilidad social, productiva, ambiental y política». El portavoz morado remarcó que el debate debe centrarse en qué modelo urbanístico, económico y social se quiere para la Comunitat ya que cree que el proyecto «acabaría encajando en el marco legal, aunque sea a golpes». Estañ acusó al Consell de vender el paraje de 'La Mola' a una multinacional británica y calificó la política del Ejecutivo de «freno de mano» al modelo que promovió el PP cuando reclamó que debería ser «un cambio de dirección». Además, el portavoz de Podemos consideró que la reunión que mantuvo el presidente con el Embajador de Reino Unido fue para cerrar el acuerdo sobre Puerto Mediterráneo y vaticinó que el plan saldría adelante gracias al respaldo del PP y no el de Podemos. «Siempre le quedará el apoyo de la señora Bonig» indicó Estañ.

Aplausos de Compromís

La posición que mantiene Compromís está a mitad camino entre la postura del PSPV y de Podemos y esto se podría afirmar casi literalmente. Las intervenciones de Puig fueron aplaudidas por los socialistas y por parte del grupo parlamentario de Compromís, entre ellos el síndic Fran Ferri. Pero Estañ también recibió ovaciones de algunos parlamentarios nacionalistas, entre ellos de Josep Nadal.

Los dirigentes de Compromís provenientes del sector más ortodoxo del Bloc, el partido mayoritario de la coalición, defienden el proyecto de Puerto Mediterráneo. Entre ellos está Rafael Climent, conseller de Economía, que ayer defendió la iniciativa y subrayó que este es un proyecto diferenciado. Sin embargo, otros sectores del partido opinan lo contrario, como Natxo Costa, Director General de Comercio, que no oculta su reticencia hacia el macrocentro de ocio.

Fotos

Vídeos