Puig defiende la necesidad de ser «reiterativos» para exigir financiación

Ximo Puig, presidente de la Generalitat. / irene marsilla
Ximo Puig, presidente de la Generalitat. / irene marsilla

El presidente justifica su discurso de Año Nuevo tras las críticas de la oposición y reclama al Gobierno central que cumpla lo acordado

A. CERVELLERA/ EP

Valencia. Ximo Puig, presidente de la Generalitat, arrancó su discurso de Año Nuevo poniendo encima de la mesa la principal reivindicación del Consell esta legislatura, la necesidad de reformar el sistema de financiación autonómico que discrimina la Comunitat. Unas palabras que fueron criticadas por la oposición por utilizar esta situación de falta de fondos como un comodín «para todo lo que no se hace» y que Puig respondió ayer al afirmar que es necesario ser «reiterativos» y continuar reclamando un nuevo modelo después de que 2017 haya terminado sin ninguna propuesta, pese a la promesa que realizó Mariano Rajoy.

Para el jefe del Consell «hay que ser reiterativos porque, efectivamente, hay un incumplimiento» en materia de financiación. Puig quiso dejar claro que este año le gustaría no haber hablado del incumplimiento del Gobierno central y subrayó que su objetivo era que se hubiera hablado de una nueva financiación para la Comunitat, algo que no ha sido posible. El presidente aprovechó la ocasión para arremeter contra la oposición y aseguró que el Consell «no va a continuar mirando, como hacía antes cuando gobernaba el PP, hacia otro lado».

«Un nuevo recorte»

El mismo día que Puig defendió el nuevo modelo de financiación, el Consell denunció «un nuevo recorte» de 353 millones del Gobierno central en la financiación comprometida para la Comunitat en 2018. En la carta, el ministerio de Hacienda justificó la decisión «dada la actual situación de prórroga del presupuesto de 2017» y añadió que el nuevo cálculo basado en las cuentas del año pasado será aplicable «a los pagos mensuales de las entregas a cuenta a partir de enero de 2018 en tanto no se disponga de un nuevo presupuesto aprobado para dicho ejercicio». De este modo, la financiación en términos de caja para el próximo año se verá reducida en 353 millones respecto a las cifras comunicadas a finales de julio y que son las que sirvieron para elaborar los Presupuestos de la Generalitat para 2018.

Fotos

Vídeos