Puig apoya convocar otra conferencia de presidentes si sirve para pactar la financiación

Ximo Puig, presidente de la Generalitat, en Fitur. / EFE/Manuel Bruque
Ximo Puig, presidente de la Generalitat, en Fitur. / EFE/Manuel Bruque

Los dirigentes autonómicos de Galicia y Castilla y León se decantan por una nueva edición tras constatar el fracaso de la de 2017

A. CERVELLERA

Valencia. La conferencia de presidentes autonómicos que tuvo lugar hace un año concluyó con la promesa de que en 2017 se aprobaría un nuevo sistema de financiación, un propósito que nunca llegó a ser cumplido. Ayer, el presidente de Castilla y León, el popular Juan Vicente Herrera, y el presidente de laXunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, propusieron volver a reunir a todos los dirigentes regionales para abordar los objetivos que nunca llegaron a cumplirse. La propuesta de otra cumbre de estas características fue bien recibida en el Palau de la Generalitat, en donde se aseguró que se respaldará siempre que sirva para avanzar en la reforma del modelo de financiación autonómica.

Fuentes del entorno del presidente Ximo Puig confirmaron que el jefe del Consell acudiría a la conferencia de presidentes si se cumple esta condición. Puig no apostaba inicialmente por un nuevo encuentro entre los máximos dirigentes autonómicos pero no lo ve con malos ojos. Su próximo paso será llevar al Senado el denominado 'problema valenciano' con el objetivo de visibilizar este asunto a nivel estatal. La solicitud oficial de comparecencia en la Cámara Alta será aprobada hoy en el pleno del Consell. Además de este paso, el presidente se reunió con Francina Armengol, presidenta de Baleares (otra autonomía castigada por el actual reparto), con el objetivo de unir fuerzas de cara a la futura negociación y ejercer presión para adelantarla lo máximo posible. De la misma forma, también tuvo un encuentro ayer con Susana Días, presidenta de Andalucía, y se ha citado para mañana con su homólogo castellanomanchego, Emiliano García-Page, para abordar este mismo asunto.

Resulta llamativo como los impulsores de una nueva conferencia de presidentes hayan sido dos dirigentes del PP, que además fueron críticos al constatar el fracaso de la cita de 2017. Tal y como informó EFE, Herrera, consideró ayer que «merece la pena» convocar una nueva conferencia de presidentes en 2018, tras cumplirse un año de la celebración de la anterior, aunque sea para hacer «autocrítica» de algunos objetivos que «no se han cumplido». También aseguró que habló con la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, con quien estuvo hace unos días, de la reforma pendiente de la financiación autonómica y de la aprobación de los presupuestos del Estado para este año, dos cuestiones que considera «urgentes» y que «no pueden esperar más».

Por su parte, Feijóo se mostró ayer partidario de que se convoque una nueva conferencia de presidentes una vez haya sido elegido el presidente de la Generalitat de Cataluña, algo que confía se produzca en «cuestión de semanas». Según informó EFE, tras la reunión semanal del Ejecutivo autonómico, subrayó en conferencia de prensa que «lo lógico» y «lo que al Gobierno le gustaría poder hacer» es que la reunión sea en el primer trimestre de este año, si todo se desarrolla «con normalidad democrática» en la autonomía catalana. El dirigente gallego explicó que, un año después de la última cita, a la que no acudió el entonces presidente Carles Puigdemont, quedan pendientes temas como la financiación autonómica y las políticas demográficas. En cualquier caso, quiso remarcar que se han producido avances en otros temas como la dependencia o la lucha contra la violencia machista.

Más

Fotos

Vídeos